Diccionario de Sociologia Letras L - O

L




Legislador. Personaje público que a la hora de cometer un acto de dudosa moralidad, en lugar de llevar la mano a la cintura, la levanta.



Ley. Artefacto destinado a impedir aquello que exhibe buenas razones para ser realizado o promover lo que sin su ayuda pocos en su sano juicio estimarían conveniente ejecutar (ver PROHIBIR).



Ley. Precepto, regla, norma de conducta.
La ley de Trumann: Si no puedes convencerlos, confúndelos (leyes de Murphy)
La ley del tele-sociólogo: Si no tienes la menor idea sobre el asunto, confúndelos.



Ley. Hipótesis confirmada con carácter universal, pasible de ser defendida en cuanto a su validez por un cierto período de tiempo.



Liberalismo. Doctrina política que promueve la igualdad de todos los hombres ante la ley del más fuerte.



Libertad. Ideal supremo de todo hombre digno. El problema de la libertad, de su definición (y recordemos que definir es literalmente fijar los límites, marcar el fin) ha sido preocupación eterna de los filósofos y de los monarcas.
A lo largo de la historia se han sucedido distintos principios, antagónicos, sucesivos, sobre la libertad. El principio fundamental -universal y único- del orden burgués sobre su ejercicio, a saber, que 'mi libertad empieza donde termino con la del otro', ha prevalecido sin embargo desde el tiempo de su enunciación, y esta llamado a perdurar, legítimamente, por los siglos de los siglos.



Lógico-deductivo. Forma de razonamiento que procede derivando de un principio o supuesto conocido, una consecuencia, tal como se muestra en el siguiente relato:
Dos amigos se encuentran en una calle céntrica. El primero de ellos lleva bajo el brazo varios libros de grueso tamaño, que llaman la atención del segundo.
- ¿Qué son esos libros? -pregunta el extrañado-.
- Son libros de lógica -responde el ilustrado-.
- Ah, lógica...
- ¿Sabes de qué se trata la lógica, verdad?
- Pues...
- Bien, te lo explicaré con un ejemplo.
- Vale.
- Por ejemplo, tu tienes una pecera en tu casa ¿no es cierto?
- Pues sí.
- Entonces te gusta el mar.
- Pues claro... ¿pero cómo lo sabes?
- Es la lógica... Y si te gusta el mar, te gusta ir a la playa.
- Pues sí, hombre, pero ¿cómo es que lo sabías?
- Es la lógica, es la lógica... y entonces te gusta ver a las chicas tomando sol en la arena.
- Jo, hombre, claro que me gusta... ¿pero cómo es que lo sabes?
- Es solo la lógica!... Y bien, entonces a ti te gusta hacer ese tipo de cosillas con las muchachas... tu me entiendes...
- Pues joder hombre, claro que me gusta! ¡¿Pero, como lo has averiguado?!
- Es todo cuestión de lógica! ¿Ves? ¿Entiendes ahora de qué se trata?
- Oye, creo que sí! Vaya que es interesante esto de la lógica!
Los dos hombres se saludan y prosiguen su camino. Esa misma tarde, el segundo visita la biblioteca y retira varios libros de lógica, con la intención de saber tanto como su amigo sobre este genial recurso adivinatorio. A poco de salir de la biblioteca se encuentra con un nuevo conocido, quién al verlo atiborrado como estaba de textos, no tarda en preguntarle:
- ¿Qué son esos libros?.
- Son libros de lógica -responde el neófito, con aires de suficiencia-.
- Ah, lógica...
- ¿Sabes de qué se trata la lógica, verdad? -se adelanta nervioso-.
- Pues... si, creo que sí...
- Bien, por si acaso te lo explicaré con un ejemplo.
- Vale.
- Por ejemplo, tu tienes una pecera en tu casa ¿no es cierto?
- Pues...no. En realidad no.
- Entonces eres homosexual, hombre!
Esta forma de lógica deductiva resumida, que no ha merecido demasiada atención en la filosofía clásica, constituye un recurso central para el razonamiento teórico en las ciencias sociales contemporáneas.






M




Marxismo. Doctrina filosófica y política, de singular influencia entre las clases medias occidentales y las clases altas orientales hacia las primeras décadas de nuestro siglo. Los seguidores de esta doctrina se hacen llamar marxistas, por profesar las ideas de Karl Marx, pensador de inusual lucidez teórica. La obra de este hombre fue prolífica. Escribió sobre filosofía, historia, economía, política, sociología. Y por si esto fuera poco, en sus ratos libres se dedicaba a arengar obreros para que hicieran la revolución. Uno de los defectos, empero, de la producción intelectual del teórico alemán, consistió en su obstinada costumbre de matizar sus análisis históricos con gran variedad de predicciones sobre el devenir, la mayoría de las cuales resultaron, en términos positivistas, un verdadero fiasco. Obviamente Marx no era positivista, pero esto no parece constituir mayor problema para la opinión de sus más distinguidos críticos.



Masonería. Orden ritual integrado por hombres respetables, que comparten una sincera confianza en la racionalidad humana, un marcado aprecio por las instituciones liberales, y un particular gusto por jugar a las escondidas.



Mercado. Héroe mitológico en ciertas sociedades que, en su honor, se autodenominan de mercado. Personaje invisible pero dotado de voluntad, arbitrio y al menos una mano. Su genealogía se ignora. Es protagonista en innumerables leyendas, de similar argumento y desenlace, en donde cierto número de personas, naturalmente organizadas en grupos, deciden intercambiar algún tipo de bien haciendo uso de sus destrezas y posibilidades diferenciales de negociación, arreglo, simulación, manipulación o imposición de sus términos, para lograr así ciertas ventajas en su transcurso. En ese estado de cosas, el héroe irrumpe en escena y con sempiterna sabiduría vuelve a mezclar las cartas en juego, anulando así la incidencia de aquellas potencias grupales y logrando que el resultado de la partida se ajuste a cierta curva que, a la larga, se equilibra en un punto que solo El conoce.
La racionalidad del mito resulta ciertamente dudosa, pero esto no redunda en su perjuicio desde que la racionalidd no ha sido nunca, ni podrá serlo, un atributo de los mitos.



Metodología. Conjunto de prescripciones axiomáticas que calman la ansiedad del investigador ingenuo y le sirven de guía para redactar sus informes, dotándolos de un carácter sobrio y una prosa oportuna | | Metodología cuantitativa. Instrumento punzante que permite trepanar una naranja, para extraer su cáscara. Se distingue de la metodología cualitativa que, según sus promotores, permite realizar la misma intervención, con el objeto de alcanzar las semillas. Los debates entre defensores de una y otra herramienta han sido largos y tediosos, por lo que no ha quedado tiempo para inventar una capaz de obtener su pulpa. Mientras tanto, esta operación continúa en manos de la ensayística.



Mito. Lo que por formularse de acuerdo a una lógica distinta a la científica, suele apartarse en sus conclusiones de los resultados estadísticos mejor difundidos o las teorías académicas más recibidas. Los científicos sociales, expertos en su estudio, suelen utilizarlo como sinónimo de falso, lo que ciertamente no colabora en la comprensión de aquellos, pero si en la legitimación de ellos.



Motivación. Lo que hace a un perro mostrarse dócil con su patrón, realizar las tareas que aquél le ordena y al finalizarlas mover la cola en señal de aprobación y agrado. El estudio de la motivación estuvo confinado a las especies inferiores hasta 1924, cuando un grupo de psicólogos de Masachuset. descubrió por error comportamientos similares entre operarias de una planta industrial. Desde aquella época se ha logrado avanzar enormemente en la comprensión de esta fuerza movilizadora de las energías físicas y psíquicas, de la cual puede afirmarse -ahora con total seguridad- que no es atributo exclusivo de los canes. Existe con todo una importante diferencia, que ha quedado suficientemente clara a lo largo de las investigaciones en psicología motivacional, entre la motivación de aquellos y la que afecta a nuestra especie: mientras las fieras realizan sus tareas correctamente y se comportan en forma complaciente, como medio estratégico para obtener alimentos, habitación y buenos cuidados por parte del amo, la mayoría de los humanos lo hacen porque lo consideran correcto y además por resultarles altamente gratificante.






N




Neoliberal. En economía, individuo que abandona las viejas teorías de Keynes para adscribirse a la moderna doctrina de Smith. Todo neo liberal es un evolucionista convencido.






O


Objetividad. Consenso suficientemente amplio sobre la veracidad, existencia u ocurrencia de un hecho u objeto||Confianza colectiva en el sentido de una cosa.



O.N.G. Sitio donde descansan los restos de la antigua voluntad revolucionaria en compañía de las mejores intenciones de sus antiguos enemigos.



Opinión. Argumento o juicio trivial sobre acontecimientos triviales. Difiere de una creencia por su débil articulación, de una actitud por su alta variabilidad, y de una convicción por su improbable capacidad de orientar la acción de quién la emite. La técnica más apropiada para recolectar y clasificar opiniones es la encuesta de opinión.



Optimismo. Estado de decadencia intelectual, moral y espiritual, que asola a la especie desde sus más remotos orígenes. Sus causas pueden ser exógenas, aunque por lo general la dolencia reviste naturaleza genética. Inhibe a quién la padece para el desarrollo de ciertas actividades sociales, aunque lo vuelve particularmente apto para otras. Se asocia al mal de la ingenuidad, de similar sintomatología y consecuencias para la salud mental del portador. Esta asociación se verifica de manera unidireccional, en tanto todo ingenuo es un optimista pero no todo optimista un ingenuo (parecería existir una fuerte correlación entre estas situaciones y la condición de clase del paciente; el segundo de los casos parece constatarse mayoritariamente en individuos de la clase alta, mientras que el primero se manifiesta casi exclusivamente entre integrantes de la clase media). La aparición individual o conjunta de ambos procesos mórbidos inhabilita absolutamente a la práctica de la comprensión de los fenómenos sociales. Un optimista-ingenuo con pretensiones de comprensión de lo social constituye un contrasentido, o un absurdo, y la reiterada ocurrencia de estos casos un elemento de profunda preocupación para este lexicógrafo.
'Un hombre que había experimentado los favores de la fortuna y era un Optimista, encontró a un hombre que había experimentado optimismo y era un Cínico. Así fue que entonces el Cínico se salió del camino para permitir que el Optimista pasara en su carruaje de oro.
'Hijo mío', dijo el Optimista deteniendo el carruaje de oro, 'parece como si no tuvieras un amigo en el mundo'.
'No sé si lo tengo o no', replicó el Cínico, 'porque tú posees el mundo''. (A. Bierce)

0 Comments:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...