Diccionario de Sociologia Letras G - K

G




Género. Tejido elaborado en base a lana, algodón o lino, que se utiliza en la confección de vestidos, manteles, cortinas, delantales y demás enseres domésticos, siendo por ello especialmente conocido entre las mujeres y tema predilecto de conversación en la oficina, en especial a la hora del té.





H




Hecho Social. Toda representación acerca del mundo con capacidad de orientar la acción de los integrantes de una sociedad o grupo social, cuyo desarrollo atraviesa la vida de esos hombres y en cierto sentido los excede, aunque no puedan ser sino en la mente de aquellos. Desde el primer lector apresurado de Durkheim se ha considerado que los hechos sociales son cosas, es decir que comparten con el resto de los objetos de la naturaleza características comunes. Advertido de esta tosca interpretación de sus escritos el propio Durkheim se apresuró a aclarar el disparatado malentendido, hecho que resultó a todas luces insuficiente para desalentar a la gran legión de críticos con los que hasta la fecha cuenta.



Hipótesis. Proposición de naturaleza conjetural sobre la forma, estructura, significado o utilidad de un objeto o acontecimiento, o sobre las relaciones de determinación, co determinación, consecución, influencia o simple coexistencia de dos o más objetos o acontecimientos. La formulación de buenas hipótesis constituye un problema crucial de la investigación científica, hecho sobre el cual ha existido y existe un amplio consenso. Lo que en todo caso resulta discutible es la determinación de los elementos que hacen posible aquella condición. La siguiente anécdota puede ilustrar en buena forma el tenor de tales discrepancias:
Cuenta Borges que en el Hotel Du Nord, en la noche de un 3 de diciembre, el Doctor Marcelo Yarmolinsky fue brutalmente asesinado. El viejo rabino había llegado ese mismo día a la ciudad, como delegado de Poldosk al Tercer Congreso Talmúdico, y lo habían alojado justo frente a la suite del Tetrarca de Galilea. Y cuenta que dos horas más tarde de haberse descubierto el crimen, se encontraban en la habitación del infortunado, el Comisario Trevinarus y el joven detective Lönnrot, quienes mantenían el siguiente diálogo:
- No hay que buscarle tres pies al gato -decía Trevinarus. Todos sabemos que el Tetrarca de Galilea posee los mejores zafiros del mundo. Alguien para robarlos habrá entrado aquí por error, Yarmolinsky se ha levantado, el ladrón ha tenido que matarlo. ¿Qué le parece?
- Posible, pero no interesante -respondió Lönnrot. Usted me replicará que la realidad no tiene la menor obligación de ser interesante. Y yo le replicaré que la realidad puede prescindir de esa obligación... pero no las hipótesis.
En la que Usted ha improvisado -prosiguió- interviene copiosamente el azar. Aquí hay un rabino muerto; yo preferiría una explicación puramente rabínica (...)
Trevinarus repuso con mal humor:
- No me interesan las explicaciones rabínicas; me interesa la captura del hombre que apuñaló a este desconocido.
El lector práctico puede contentarse con el argumento del Comisario.



Historia. Estado de conflicto y transformación permanente, que visto de cerca asume la forma de una recta, pero desde mayor distancia la de un círculo. Para los comunistas terminaba con el fin del socialismo y para los neo liberales, con el fin del socialismo. Afortunadamente ambos estaban equivocados.



Homicidio. Especie de ofensa contra un integrante de nuestra especie, que resulta generalmente preferible entre muchas otras, por garantizar al ofensor la imposibilidad de réplica de parte del ofendido. Según la famosa clasificación de Bierce [D.D.] 'Hay cuatro tipos de homicidio: felón, excusable, justificable, encomiable, aunque -agrega- al muerto no le importa mucho si lo han incluido en una o en otra; la distinción es para uso de los abogados'. Si bien estos tipos pueden considerarse universales, las categorías de individuos que ingresan en cada uno de ellos varía históricamente. Así por ejemplo, mientras que en los Estados Unidos hacia 1830 correspondían respectivamente a un vaquero, un negro, un cuatrero y un indio, actualmente corresponden a un judío, un negro, un adicto y un musulmán.





I




Ideología.Forma de conocimiento que construye una representación simplificada del mundo y de sus procesos, representación que parte generalmente de ciertos supuestos sobre la realidad que no son o no pueden ser demostrados o verificados, los cuales permanecen prácticamente incambiados a lo largo del tiempo. Debido las posibles confusiones que entre ciencia e ideología pueden derivarse de esta definición, los científicos suelen llamar a los supuestos ideológicos creencias, y a los científicos axiomas o paradigmas, según refieran al mundo de los números o al de los hombres.



Imaginario (social).Comodín, en cierta especie de baraja intelectual francesa de amplia difusión en el occidente latino durante la última década. Como todo comodín resulta particularmente útil para lograr hacer juego en un discurso cuando se dispone de argumentos escasos. Como todo comodín, no posee un significado en sí mismo sino en el marco de los enunciados dentro de los cuales se formula. Este lexicógrafo ha comprobado que sustituye eficazmente términos tales como creencia, cultura, representaciones, mitos, actitudes, idiosincrasia, conocimiento de sentido común e ideología, entre muchos otros, aunque puede no sustituir a ninguno de los anteriores, cumpliendo en tal caso una función ornamental dentro del texto. Además de poseer esta conveniente ductilidad significativa, opera dotando al discurso de un carácter contemporáneo, con lo que permite concitar el interés del lector ávido de una prosa ambigua y novedosa.



Inferencia Estadística. Forma de razonamiento inductivo que permite estimar información poblacional a partir de información muestral con probada eficacia, a condición que usted garantice el cumplimiento de una serie de requisitos que por lo general no está en condiciones de garantizar ni de cumplir.



Inferir.Derivar de una constatación particular una conjetura general.



Injuria.Antiguo arte bélico, característico de una época en que los aparatos de musculación no habían sustituido aún a las bibliotecas, como objeto de culto en los hogares de las clases acomodadas. El arte de injuriar es, entre todos los artes de la guerra, probablemente el más refinado y el que requiere de las mayores habilidades. Constituye un genero bélico autónomo y debe ser estudiado atendiendo a tal autonomía. Es cierto que en su época de esplendor solía preceder al duelo, otra de las formas en desuso de la guerra, pero esto en modo alguno porque se diseñara como simple introducción o invitación al segundo. En realidad este debe entenderse como una desviación a otra forma de enfrentamiento, realizada por quién ha perdido en el anterior. Con todo, los casos concretos pueden generar dudas a este respecto, tal como lo atestigua el suceso que se relata, y que derivaría en una singular disputa de caballeros:
La escena es protagonizada por Giacomo Casanova y el Conde Branitski, quien a la sazón cortejaba a la septuagenaria madre del primero. Casanova acaba de visitar a su madre, luego de varias décadas de no verla. Acude al camerino de un teatro menor donde, a pesar de su avanzada edad, su progenitora sigue actuando. Transcurridos algunos minutos la Sra. Zanetta (así se llamaba la madre de Casanova) lo invita a retirase, ante la inminente llegada del Conde. Casanova se retira, y al salir es interceptado por Branitski, con quien se establece el siguiente dialogo:

- Espere un momento!
Es el camerino de la Sra. Zanetta.
- (Volviendo la mirada hacia el Conde) Estoy de acuerdo.
- Por supuesto!
(Casanova retoma su camino)
- Y Ud. quién es?
- (Volviendo nuevamente la mirada) Giacomo Casanova, a sus ordenes.
Supongo que Ud. es el Conde Branitski.
- Si yo tengo, digo, si yo soy (Branitski no domina bien el idioma)
No tolero intrusos! ¿Me explico?
- (Sonriendo) Claro, créame...Conde... soy el último que se pelearía por ella.
- Charlatán extranjero!
- (Retomando la seriedad) Charlatán veneciano, por favor.
(Casanova intenta retomar una vez más su camino)
- Cobarde veneciano!
(Branitski se dirige hacia el camerino)
- (Volviéndose por tercera vez hacia el Conde, con aire sereno) Conde, un
cobarde veneciano mata fácilmente... a un héroe polaco.
- (Totalmente irritado) Sinvergüenza insolente!
- (Con serena resignación) Aristócrata desafortunado...



Inútil (Ant). Condición o estado de una cosa que no cuenta entre sus bondades la de mejorar mi conocimiento del mundo (v. gr. la estadística es inútil; la obra completa de Bourdieu es inútil). El camino más frecuente para alcanzar un juicio de inutilidad consiste en poseer una ignorancia absoluta de la cosa en cuestión y experimentar, al mismo tiempo, un deseo imperioso de ocultar ese estado. A similar conclusión se llega sin embargo, transitando el camino opuesto, que es el de procurar un conocimiento abundante de esa cosa, siempre y cuando no se padezca de optimismo.
Dado que por ambos caminos se llega a la misma conclusión y que de los dos el primero resulta el más corto y el menos escabroso, la legión de fanáticos que habitualmente lo recorre, dispone siempre de buenos argumentos para justificar su elección.



Inútil (Contemp.). Condición o estado de una cosa que no cuenta entre sus bondades la de mejorar mis ingresos.



Interdisciplinaria (La).Murga de heterogénea integración, cuyos intentos de organización son tantos como los de su fracaso. Generalmente cuenta con un director meritorio, un par de solistas algo interesantes y un coro bastante flojo. Suele componer presentaciones dignas del elogio, pero falla siempre en el couplé. Ensaya durante todo el invierno pero nunca llega a presentarse, porque en febrero todos sus integrantes se toman vacaciones (de todos modos no es probable que de hacerlo obtuviera algún premio en el Teatro de Verano, ya que si bien su vestuario suele ser vistoso y creativo, siempre desafina).



Interpretar.Proponer el significado de la acción de un individuo, de acuerdo al sentido que este le asigna y dentro del contexto en que aquella se despliega. La práctica de la interpretación ha sido ensayada por los seres humanos desde el origen de los tiempos y desde Dithley, con escaso éxito, por algunos sociólogos.



Intervalo de Confianza.Espacio definido por una serie de valores en torno a un estadígrafo muestral de los cuales podemos afirmar que uno de ellos es poblacionalmente verdadero, siempre y cuando no sea falso.



Investigar.Proponer interpretaciones dudosas sobre la realidad, con el auxilio y la complicidad de la metodología. Se distingue del acto de teorizar, que implica proponer dudosas interpretaciones sobre la realidad, con el apoyo y la complicidad de los editores.



Investigación participativa. Propuesta cognitiva con intención propositiva. Para preparar este tipo de investigación es necesario mezclar, en su justas proporciones, algunos gramos de método científico y unos cuantos quilos de pretensiones normativas. Para llevarla a cabo, se requiere de un hijo de la ciencia, sensible y comprometido con la realidad social, y de un grupo de tontos en busca de guía.



Instinto. Fuerza causante de casi todas las acciones humanas a las que los psicólogos no han podido conferirles, aún, una causa razonable.

0 Comments:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...