Vocabulario de Psicologia Letra P-Q

PACIENTE DESIGNADO

“Aquel miembro de la familia cuya conducta se rotula problemática. Aplicar este
rótulo a un individuo puede llevar a clasificar de manera incorrecta a la
familia entera, por ejemplo si se habla de ‘familias esquizofrénicas’ o de
‘familias drogadictas’“.
Umbarger C, “Terapia familiar estructural”, Barcelona, Paidós.

PADRES COMBINADOS

Según M. Klein.- "Imagen fantaseada de los padres combinados en coito. Se
origina cuando no se diferencia al padre de la madre y se siente su pene como
parte del cuerpo de la madre. Cuando surgen ansiedades edípicas esta fantasía se
reactiva regresivamente como medio de negar el coito parental. Por lo general se
la experimenta como figura terrorífica".
Segal H, “Introducción a la obra de Melanie Klein”, Buenos Aires, Paidós, 1987,
pág. 124.

Según M. Klein.- "La imago de los padres acoplados designa una teoría sexual
infantil que se expresa en diversas fantasías que representan a los padres como
unidos en una relación sexual ininterrumpida: la madre conteniendo el pene del
padre o al padre en su totalidad; el padre conteniendo el pecho de la madre o a
la madre en su totalidad; los padres inseparablemente confundidos en un coito.
Se trataría de fantasías muy arcaicas e intensamente ansiógenas".
Laplanche J y Pontalis J, “Diccionario de psicoanálisis”, Barcelona, Labor,
1981, 3° ed, pág. 192.

PARADIGMA SISTEMICO

Los rasgos más importantes del paradigma sistémico, según interesa a los
terapeutas, son los siguientes: 1) Parte y todo.- No la parte individual ni el
contenido aislado merecen atención inicial, sino el sistema más vasto (que en sí
mísmo es mas grande, y es diferente de la mera suma de sus partes) y el proceso
transaccional que ocurre en su interior. Este sistema es el contexto ambiental
en que las partes funcionan y los contenidos particulares ocurren. 2)
Información, error y realimentación.- Los sistemas vivos tienen lazos de
realimentación comunicacionales que producen información sobre las actividades
del sistema. Esta información consiste en señales de “error” que dicen a una
subunidad si su conducta es o no es conciliable con el diseño global de vida del
sistema total. 3) Realimentación y homeostasis.- En caso de que la información
señale una diferencia respecto de una línea de base del diseño global, pueden
ocurrir conductas reductoras de desviación. Estas inducen constancia
homeostática en el sistema, un estado constante de existencia que es
indispesnable para la vida. 4) Realimentación yy crecimiento.- Si la información
señala una diferencia respecto de una línea de base del diseño global, pueden
ocurrir conductas amplificadoras de desviación. Estas inducen cambio y
diversidad en el sistema, un estado fluctuante de existencia que es
indispensable para la vida. 5) Vida y tensión.- La alternancia continua entre
periodos de crecimiento y periodos de estabilidad (de morfogénesis con
morfoestasis) constituye la tensión dinámica de la vida. 6) Circularidad.- Causa
y efecto se consideran ahora circulares, no leneales. 7) Cambio.- Para producir
cambio en el sistema total asói como en una parte individual se tiene que
intervenir en el todo así como en la parte. Tanto la partr como el todo tienen
que cambiar guardando entre sí conjunción, aunque no tiempe es preciso que lo
hagan simultáneamente.
Umbarger C, “Terapia familiar estructural”, Barcelona, Paidós.

PARAFILIA

Desviación sexual. Se caracteriza por intensas y repetidas necesidades,
fantasías o conductas sexuales que generalmente implican objetos anómalos
-animales, objetos inanimados, niños-, formas de relación anómalas como
sufrimiento o humillación propia o del compañero, o relaciones con personas que
no consienten.
Belloch A y otros, Manual de Psicopatología, Madrid, McGraw Hill, 1995, pág.
459.

PARAFRENIA

“Desde el punto de vista etimológico, el término quiere decir ‘espíritu
contiguo’. Se trata de un estado psicopatológico delirante, cuyos temas varían
según los grupos nosológicos, acompañados en ciertos casos de alucinaciones. La
parafrenia fantástica desarrolla ideas extravagantes, incoherentes, con variadas
alucinaciones. El tipo confabulante sin alucinaciones presenta relatos
imaginarios. El tipo expansivo se caracteriza por el delirio fastuoso. En la
parafrenia con alucinaciones sistemáticas se observan ideas de persecusión y de
grandeza. Estos sujetos presentan una excelente adaptación al mundo real, aunque
elaboren un sistema delirante. Viven, pues, en dos mundos diferentes”.
Virel A., Vocabulario de psicoterapias, Barcelona, Gedisa, 1985, pág. 225.

PARALENGUAJE

“Aspectos no semánticos del lenguaje, con los cuales se comunica el significado
expresivo (tono y volumen de voz, énfasis, etc.)”.
Vander Zanden James, Manual de Psicología Social, Barcelona, Paidós, 1986, pág.
623.

PARALISIS CEREBRAL INFANTIL

Una definición válida y vigente es la de Barraquer Bordas y col. (1966), para
quienes "la PCI es la secuela de una agresión encefálica, que se caracteriza
primordialmente por un trastorno persistente, pero no invariable del tono, de la
postura y del movimiento, que aparece en la primera infancia, y que no sólo es
directamente secundario a esta lesión no evolutiva del encéfalo, sino debido
también a la influencia que dicha lesión ejerce en la maduración neurológica".
Lesión fundamentalmente motora, en cavidad craneana, en etapa temprana de la
vida y no evolutiva son las características esenciales del agrupamiento llamado
PCI (1:51). A partir de allí puede adoptar diferentes formas (cuadros
piramidales, extrapiramidales, cerebelosos o coreoatetósicos), diferentes
profundidades (desde signos motores mínimos hasta cuadriplejía invalidante
pasando por paresias, hemiparesias, etc.), diversidad que impide a priori una
lectura global de su incidencia sobre el aprendizaje y la adecuada insercion
escolar (p. 52).
El niño con PCI y sin retardo mental puede, por lo general, integrarse a la
escuela común, siempre que la familia, la comunidad educativa y los
profesionales aúnen esfuerzos para ello y puedan alcanzar, a pesar de la
discapacidad, el máximo logro académico que le permita su potencial (p. 61).
Tallis Jaime y Soprano Ana María, "Neuropediatría. Neuropsicología y
Aprendizaje", Nueva Visión, Bs. As., 1991.

PARAMNESIA

“Trastorno de la memoria que afecta el reconocimiento de los recuerdos; el ‘deja
vu’ es tomado como ‘jamais vu’ y a la inversa”.
Virel A., Vocabulario de psicoterapias, Barcelona, Gedisa, 1985, pág. 224.

PARATIMIA

“Se refiere a aquella situación en la que la afectividad del individuo no parece
apropiada al contexto en que se produce. Se conoce también como afecto
inapropiado”.
Vallejo Ruiloba J y otros, Introducción a la psicopatología y la psiquiatría,
Masson, Barcelona, 1999, 4° edición, pág 233.

PATOBIOGRAFIA

"Estudio psicoanalítico de un carácter histórico basado en las pruebas
biográficas disponibles y no en una observación clínica directa". Por ejemplo:
el estudio freudiano sobre Leonardo da Vinci. "Este género sufre la grave
limitación de que uno de los criterios clínicos de la interpretación correcta,
el acuerdo del paciente con ella, no está presente".
Rycroft Ch., "Diccionario de psicoanálisis", Buenos Aires, Paidós, 1976, pág.
87.

PATOLOGICO

Lo patológico remite a 'pathos' (sufrimiento). Canguilhem cita dos concepciones
que perduran aún hoy:
a) Ontológica: la enfermedad es algo dañiño que entra al organismo, como los
malos espíritus, por lo que la curación significa expulsión. Hay que localizar
la enfermedad en algún lugar. Hoy en día se piensa por ejemplo en virus o
agentes tóxicos externos.
b) Dinámica: la enfermedad supone una perturbación de la armonía del hombre con
la naturalreza. Lo externo ya no es causa sino desencadenante, y la enfermedad
es el intento por restablecer el equilibrio perdido o crear uno nuevo: tal la
reacción curativa. La medicina entonces debe imitar la acción natural, y hoy en
día lo vemos en la concepción de lucha de instancias y conflictos (en vez de
virus).
Relación normalidad-patología.- Hay también dos concepciones: a) Lo patológico
es un aumento o disminución de lo normal, como pensaba Freud. La relación es
íntima, una cuestión de cantidad. Freud hablaba de curar como hacer conciente lo
inconciente, levantar las represiones, reemplazarlas por el juicio de
condenación, 'que donde Ello había Yo debo advenir', la capacidad de gozar y
obrar. b) Lo patológico es cualitativamente distinto a lo normal.
Grunfeld B, Reseña histórica de la psicopatología. Clases dictadas durante 1996
en la cátedra de Psicopatología de la Facultad de Psicología de la Universidad
de Buenos Aires, Argentina.

PATONEUROSIS

"Neurosis cuyos síntomas están localizados en una parte del cuerpo previamente
afectada por una enfermedad orgánica".
Rycroft Ch., "Diccionario de psicoanálisis", Buenos Aires, Paidós, 1976, pág.
87.

PATTERN

La expresión ‘pattern’ se asocia etimológicamente con ‘patrón’, que se refiere a
un ‘modelo o guía para hacer algo’. En un segundo sentido, la expresión se
asocia con ‘forma’, ‘esquema’ o ‘diseño’, es decir a un ‘particular ordenamiento
o diposición de partes o elementos’. En la epistemología de Gregory Bateson,
puesto que su concepto clave es el de comunicación, la idea de pattern se
refiere a la forma o configuración de la comunicación, es decir, las reglas
características en los intercambios de mensajes y, en última instancia, al
pensamiento en general en cuanto modelo del proceso mental.
El concepto se emparenta también fuertemente con la noción de ‘gestalt’ de la
psicología de la percepción, tomando gestalt como una estructura capaz de
‘estructurar’ la realidad.
Wainstein Martín (2002), Comunicación: un paradigma de la mente. Buenos Aires:
Eudeba. 2° edición, págs. 94-97.

PENSAMIENTO

Aulagnier.- “Denomino pensamiento a esa parte de las construcciones psíquicas
que debemos a la actividad del yo, consistente en ligar la imagen de cosa con la
imagen de palabra. Por ‘imagen de palabra’ entiendo, no la emisión o recepción
de una sonoridad fonemática, sino algo oído que el yo percibe como portador de
significación y, en ciertas condiciones, como creador de esas mismas
significaciones”.
Aulagnier P., “El trabajo de la interpretación. La función del placer en el
trabajo analítico”, artículo escrito en 1976, incluído en un texto desconocido,
pág. 323.

Pensamiento no es simplemente recuerdo, imaginación, creencia, intuición,
opinión, aún cuando pensar implique recurrir a todas esas operaciones. El
pensamiento incluye muchos aspectos, como el pensamiento reflexivo
(consideración activa, persistente y cuidadosa de una creencia a partir de los
fundamentos que la sustentan y de las posteriores conclusiones hacia la cual
tienden), el pensamiento creador (producción de algo nuevo, único, original), el
pensamiento crítico (un pensamiento reflexivo que cuestiona argumentos en base a
ciertos fundamentos), y aún el pensamiento científico (un pensamiento creador,
riguroso y metódico).
Vera María Teresa, "El aprendizaje por resolución de problemas", incluído en
Sanjurjo L. y Vera M., "Aprendizaje significativo y enseñanza en los niveles
medio y superior", Rosario, Homo Sapiens Ediciones, 1995.

PENSAMIENTO AUTOMATICO

Los pensamientos automáticos son aquellos que surgen en forma espontánea, son
muy breves y hasta pueden no reconocerse, a menos que se ayude al paciente a
registrarlos. Por ejemplo, pensamientos negativos sobre uno mísmo o sobre algún
peligro. Son pensamientos que reflejan la valoración no objetiva que hace el
sujeto de la situación objetiva actual.
Robins A y Hayes A., “Una valoración de la terapia cognitiva”, incluído en
Mahoney M (ed), “Psicoterapias cognitivistas y constructivistas”, Desclée de
Brower, Bilbao, 1997, pág. 64-65.

En el contexto del enfoque cognitivo, los pensamientos automáticos “son
cogniciones que median entre los sucesos externos y la reacción emocional del
individuo a estos. Un ejemplo de un pensamiento automático es la creencia de que
‘todos se van a reír cuando vean qué mal juego a los bolos’, un pensamiento que
le sobreviene a alguien a quien se le ha preguntado si quiere jugar a los bolos
y ha respondido negativamente. Otro ejemplo es el pensamiento de una persona
sobre que, cuando alguien pasa por delante de ella sin saludarla, es que ‘no le
gusto’”.
Kaplan H y Sadock B (1992) Compendio de Psiquiatría. México: Salvat, página 647.

PERCEPCION ALTERACIONES

Algunas alteraciones de la percepción son las siguientes: 1) Aglutinación
perceptiva: Percepción unitaria de sensaciones que en la realidad se producen de
forma diferenciada (ver también sinestesia); 2) Distorsión perceptiva:
percepción alterada de las características físicas objetivas de lo estímulos que
se producen en el exterior; 3) Engaño perceptivo (términos relacionados: error
perceptivo, percepción falsa): Experiencia perceptiva nueva que (a) suele
convivir con el resto de las percepciones “normales”; (b) o bien no se
fundamenta en estímulos realmente existentes, fuera del individuo (como las
alucinaciones y algunas pseudopercepciones); (c) o bien se mantiene y/o activa a
pesar de que el estímulo que produjo la percepción inicial ya no se halla
físicamente presente (como las imágenes eidéticas, las parásitas y las
consecutivas); 4) Escisión perceptiva: percepción desintegrada de los diversos
elementos de un mismo estímulo. Puede ceñirse a las formas (morfolisis) o a la
disociación entre color y forma (metacromías).
Belloch A. Y otros, Manual de Psicopatología Vol I, Madrid, McGraw Hill, 1995,
pág. 227.

PERCEPCION DELIRANTE

Idea delirante primaria que consiste en la interpretación delirante de una
percepción normal.
Belloch A y otros, Manual de Psicopatología, Volumen I, Madrid, McGraw-Hill,
1995, pág. 331.

PERSONA

Según Jung es la máscara que debe utilizar el sujeto en su vida cotidiana, con
lo cual este no muestra toda su personalidad, sino una parte, porque no controla
esta totalidad. En cada situación social, el invididuo usará diferentes
máscaras: será un niño con la madre, un alumno con el profesor, etc. La persona
sirve para cubrir la vida íntima del individuo frente a los demás, y al mismo
tiempo permite al individuo adaptarse al medio en los términos que más le
conviene (la sociedad tiende a cateogorizar, y elegir una persona es ubicarse en
una categoría).
Asumiendo distintas formas, la persona termina identificándose con el yo (que
es una pequeña parte de la conciencia), constituyéndose así un “complejo del
yo”. Por yo Jung entiende “un complejo de representaciones que constituye el
centro de mi zona conciente y que me parece de máxima continuidad e identidad”.
La persona es representada en los sueños y otras formaciones simbólicas bajo
diversas formas: un anciano, un payaso, un vagabundo, etc. La persona representa
siempre la actitud conciente, por lo que está en el polo opuesto al inconciente,
y todos los fines de la persona estarán contrapesados por fines equivalentes en
el inconciente: una persona “buena” sufrirá fuertes presiones para ser mala o
inmoral, etc., a una persona muy “científica” el inconciente lo presionará para
ser irracional, etc. (Progoff Ira, “La psicología de Jung y su significación
social”, Buenos Aires, Paidós, 1967, pág. 109-112). Un extremo en la persona
será equilibrado por un extremo en el inconciente: cuanto más el sujeto extreme
las cosas concientemente, por ejemplo cuanto más quiera mostrar algo, más querrá
ocultar lo inconciente.
Ostrov León, Clases año 1978, Facultad de Psicología, Universidad de Buenos
Aires.

PERSONALIDAD

Generalidades.- En general, hoy se admite que la personalidad es producto de la
herencia y del medio ambiente. La herencia es el conjunto de rasgos que están
definidos desde antes del nacimiento, particularmente en el código genético del
individuo, mientras que el ambiente es el conjunto de influencias que recibe el
sujeto del medio que lo rodea. Como no existen dos personas que tengan el mismo
código genético ni hayan vivido las mismas experiencias en su ambiente, la
personalidad es algo único e irrepetible.
La personalidad se moldea en los primeros años de vida, y puede cambiarse hasta
cierto punto si el ambiente o la herencia pueden ser modificados. El cambio en
la herencia no es aún –para bien o para mal- una realidad, aunque teóricamente
existe la posibilidad de hacerlo en el ser humano alterando los genes mediante
ingeniería genética.

La personalidad como entidad organizada.- La psicología contemporánea suele
enfatizar a la personalidad como entidad organizada. Así por ejemplo, Allport se
refiere a ella como una 'organización dinámica' (1), y Filloux habla de 'una
configuración única' y de 'un conjunto de sistemas responsables de la conducta'
(2).
Se admite también que la personalidad puede 'desorganizarse'. Por ejemplo,
Allport indica que "cuando se habla de organización hay que pensar también en el
proceso correlativo de 'desorganización' que a veces sobreviene, en especial en
aquellas personalidades que acostumbramos considerar 'anormales'" (1).
Al respecto dos ejemplos parecen importantes por su diversidad: a) La
desorganización que sobreviene como consecuencia de procesos involutivos de
envejecimiento, como el caso de la demencia senil. b) La desorganización que
sobreviene cuando aún no se ha llegado a la vejez, como por ejemplo en la
esquizofrenia. En ambos casos, la ‘desorganización’ puede ser adjudicada a una
desafortunada combinación de factores constitucionales, experiencias infantiles
y factores desencadenantes, y, en este sentido, sería un producto del azar.
Sin embargo, la idea de ‘desorganización’ encubre una organización subyacente.
Podría decirse que la personalidad ‘va desorganizándose en forma organizada’,
desde el momento que es posible predecir la evolución de una demencia senil o de
una esquizofrenia (el concepto de ‘enfermedad’, para la clínica médica, incluye
la posibilidad de establecer un pronóstico), o desde el momento que la
psicopatología ha procurado mostar que hay un orden en el desorden al postular,
por ejemplo en el psicoanálisis, una ‘organización psicótica de las defensas’.
Por lo tanto, en lugar de hablar de personalidades organizadas y personalidades
desorganizadas, deberíamos hablar de personalidades organizadas normalmente y
personalidades organizadas patológicamente.
Aún así, es posible pensar en etapas o circunstancias donde la personalidad se
desorganiza real y transitoriamente, es decir, donde se vuelve caótica y no es
posible ni entenderla ni predecir el comportamiento individual por el cual
aquella se exterioriza.
Desde la teoría del caos de Ilya Prigogine podría pensarse que existen
situaciones especiales donde la personalidad se caotiza, donde pierde todo tipo
de organización y su desarrollo resulta guiado por el azar.
La idea no es nueva. En la práctica clínica se suele hablar de pacientes que se
desestructuran momentáneamente, para volver luego a reestructurarse o a
reorganizarse mentalmente. Las situaciones de crisis son un buen ejemplo de
ello, y sin hablar necesariamente de patologías: los adolescentes sufren una
desestructuración momentánea, y de la misma forma una persona que enviuda, que
se enferma gravemente o que se muda. Estas desorganizaciones son transitorias,
porque tarde o temprano el sujeto volverá a organizarse, sea normal o sea
patológicamente, es decir, la situación crítica habrá producido un efecto
favorable, o bien uno desfavorable. Es interesante destacar la actitud que suele
adoptar el clínico frente a estas situaciones: conciente que se trata de
auténticas desorganizaciones, al no poder comprenderlas o inteligibilizarlas en
sí mísmas resuelve la situación 'esperando' a que esta fase crítica pase, y
limitándose por ejemplo a vigilar al paciente para que no haga ninguna locura, o
a acompañarlo empáticamente.
(1) Allport, Psicología de la personalidad, página 65.
(2) Filloux, La personalidad, página 7.
Fuente: Cazau P (2003) Vocabulario de Psicología. En Redpsicología:
www.galeon.com/pcazau

Se entiende por personalidad aquella parte del funcionamiento personal que es
resistente al cambio, se encuentra consolidada y posee una generalidad y una
coherencia de respuestas en distintos tiempos y distintas situaciones.
Belloch A, Sandín B y Ramos F, "Manual de Psicopatología", Volumen II, Madrid,
McGraw-Hill, 1996, capítulo 16.

Forma de ser de una persona debida a la peculiar configuración de sus rasgos
psicológicos. Es una estructura dinámica modelada por condiciones fisiológicas y
psico-socio-culturales.
Se manifiesta en la conducta, la que expresa la relación entre demandas internas
y situacionales, constityendo un intento por adaptarse a condiciones internas y
externas. Tiene también un aspecto latente, que puede inferirse por los tests
proyectivos a partir de lo manifiesto. Los motivos latentes determinan gran
parte de la conducta.
Celener Graciela, Fundamentos teóricos para la inclusión de láminas en blanco
(Ort-Tat), publicación interna de la Cátedra de Técnicas psicodiagnósticas II de
la Facultad de Psicología de la Universidad de Buenos Aires, 1996.

Según J. Bleger: a) La personalidad es el centro de estudio de la psicología,
porque es la unidad a la que quedan referidas todas sus manifestaciones:
conducta, motivación, etc. b) La personalidad no es un todo que resulta del
agregado de cientos de conductas, sino que, inversamente, la estructura de la
personalidad es la que se manifiesta en cada uno de esos cientos de conductas.
d) La personalidad de caracteriza por ser una totalidad con una organización de
relativa estabilidad, unidad e integración. Implica el nivel de integración más
evolucionado y perfecto de todo lo existente, de manera tal que el grado de
complejidad alcanza en ella su punto máximo, no sólo por la aparición de
características peculiares y únicas, sino también porque se resumen o confluyen
en ella todos los niveles y categorías preexistentes en la evolución. d) La
personalidad es dinámica, cambiante, está sometida a fluctuaciones entre
evolución y regresión y entre integración y dispersión. Esta dinámica coexiste
con la persistencia de su continuidad. e) La personalidad no es homogénea sino
que se polariza o diferencia en partes que guardan entre sí todas las diversas
relaciones posibles, incluida la de coexistir unitariamente dentro de un solo
sistema. f) La personalidad está dada por el conjunto organizado de la totalidad
de conductas. g) La personalidad se puede clasificar en función del predominio
de las estructuras de conducta, y estudiando la dinámica de la personalidad se
encuentra que hay una cierta organización polar predominante. Por ejemplo,
organizaciones polares de la personalidad son la fóbica (evitación-invasión),
histérica (represión-demostración), paranoide (confiado-desconfiado), obsesivo
(controlado-desparramado), etc.
Bleger José, Psicología de la conducta. Buenos Aires: Paidós, págs. 231-239.

PERSUASION

“Intento deliberado de una persona o bando para influír en las actitudes o
conductas de otros, con el objeto de alcanzar algún fin preestablecido”.
Vander Zanden James, Manual de Psicología Social, Barcelona, Paidós, 1986, pág.
623.

PERVERSION SEXUAL

Perversión es diferente de anormalidad, ya que la perversión determina fenómenos
psicopatólogicos relevantes. Ante la presencia de una práctica sexual no
habitual se sospecha una perversión, pero ello no basta para diagnosticar
perversión. En ésta encontramos síntomas básicos, que son los siguientes.
a) Caída de la sensualidad: no hay un dominio de las impresiones sensoriales; el
estímulo actúa como señal y la actividad sexual es compulsiva, automática,
rígida. Por ello la perversión implica inmadurez y fijación a etapas infantiles.
b) Frecuencia y satisfacción: hay un aumento en la frecuencia de los actos
perversos con una disminución de la satisfacción. Ello es debido a que la
necesidad sobrepasa a la actividad. c) Promiscuidad y anonimato: hay carencia de
firmeza y constancia ya que cambia el partenaire continuamente. Esto implica a
su vez anonimato y promiscuidad. No hay un otro definido y elegido. d)
Desarrollo de fantasías, práctica y refinamiento: en el perverso hay
discrepancia entre fantasía y realidad, que genera inquietud y debilitación del
contacto. Se desarrolla la práctica, manifestada en el modo de tomar posesión de
los fetiches. También aparece el refinamiento, donde se destruye la relación
dual, y las posibilidades personales y sociales. e) Vivencia enviciada: en la
perversión encontramos comportamientos sexuales similares a la toxicomanía. En
la vivencia enviciada el sujeto se centra en un momento reactivo que denota
incapacidad y coarta su libertad. La vivencia enviciada se centra en el propio
cuerpo (destrucción del sentido erótico de los otros). La vivencia perversa
denota de algún modo el deseo de vivenciarse a mí mísmo. f) Periodicidad: de la
inquietud impulsiva. Se da por un incremento de los síntomas básicos de la
perversión.
La satisfacción sexual es un fenómeno lo suficientemente complejo como para que
su totalidad no sea simplemente captable por los métodos de observación
tradicionales de las ciencias naturales. O sea, no sólo hay un acontecer motriz,
una relajación muscular o una extinción del impulso sexual luego del coito, sino
además un cúmulo de factores imponderables, desde el enfoque tradicional como
caricias de índole no genital, una continuidad vital (hogar, objetivos comunes)
y una comprensión o confianza mutua expresada en gestos y detalles no verbales.
Una falla en esta satisfacción sexual no nos permite hablar de perversión, pues
puede deberse a circunstancias momentáneas. Hablamos de perversión en los casos
en que aparece una regularidad de comportamiento y en general en los síntomas
básicos descriptos anteriormente.
Giese y Gebsattel, Síntomas básicos de las perversiones sexuales.

PITIATISMO

“Define los trastornos curables por sugestión y que, a su vez, la sugestión
puede reproducir (Babinski)”.
Virel A., Vocabulario de psicoterapias, Barcelona, Gedisa, 1985, pág. 230.

PODER

“El poder puro implica la habilidad para controlar a otros físicamente a través
de la manipulación del premio o del castigo, o a través de la manipulación de la
información. Implica que otros no tengan otra alternativa porque no son lo
suficientemente fuertes para tomar una determinación o porque no cuentan con los
recursos necesarios para hacerlo. Es lo que los sociólogos llaman ‘autoridad no
legítima’. La autoridad legítima, por otra parte, implica que los subordinados
obedecen ... voluntariamente porque aceptan también ... el sistema por medio del
cual se llegó a ese nivel de autoridad para dar órdenes, es decir, le reconocen
a la persona que tiene autoridad el derecho de mandar”.
Schein E., Psicología de las organizaciones.

PORTAVOZ

De acuerdo al criterio de P. Aulagnier, el discurso materno cumple una función
en la estructuración de la psique del niño: es 'portavoz' del infans (comenta,
predice, festeja lo que él hace), y al mismo tiempo es portavoz de un orden
exterior, con sus leyes y exigencias.
Aulagnier Piera, La violencia de la interpretación, p. 3.

POSICION

Según M. Klein.- "Término utilizado por la teoría kleiniana para describir
ciertas configuraciones de las relaciones con los objetos y de la distribución
de la libido, a través de las cuales pasa el individuo durante su desarrrollo.
Las dos posiciones que han sido establecidas en esta teoría son la
esquizo-paranoide y la depresiva, pese a que se hacen referencias, también, a
una posición maníaca. El concepto tiene afinidades con el concepto clásico de
'etapa del desarrollo libidinal', pero difiere en el sentido de que hace
referencia a pautas de fantasía y de relaciones con los objetos antes que al
apego a un objeto en particular y a la zona erógena. Ambas posiciones ocurren en
el primer año de vida, durante la etapa oral de la teoría clásica".
Rycroft C, “Diccionario de psicoanálisis”, Buenos Aires, Paidós, 1976, pág. 90.

POSICION DEPRESIVA

Según M. Klein.- "Comienza cuando el bebé reconoce a su madre como objeto total.
Es una constelación de relaciones objetales y ansiedades caracterizada por la
experiencia del bebe de atacar a una madre ambivalentemente amada y de perderla
como objeto externo e interno. Esta experiencia origina dolor, culpa y
sentimientos de pérdida".
Segal H, “Introducción a la obra de Melanie Klein”, Buenos Aires, Paidós, 1987,
pág. 124.

Según M. Klein.- "Tipo de relaciones de objeto consecutivo a la posición
paranoide; comienza alrededor del cuarto mes y se supera progresivamente en el
curso del primer año, aún cuando pueda encontrarse también en el curso de toda
la infancia y reactivarse en el adulto, especialmente en el duelo y en los
estados depresivos.
Se caracteriza por los siguientes rasgos: el niño es, en lo sucesivo, capaz de
aprehender a la madre como objeto total; se atenúa la escisión entre objeto
'bueno' y 'malo', las pulsiones libidinales y hostiles tienden a relacionarse
con el mismo objeto; la angustia llamada depresiva se refiere al peligro
fantaseado de destruír y perder a la madre a consecuencia del sadismo del
sujeto; esta angustia es combatida mediante diversos modos de defensa (defensas
maníacas o defensas más adecuadas: repartición, inhibición de la agresividad) y
se supera cuando el objeto amado es introyectado en forma estable y
aseguradora".
Laplanche J y Pontalis J, “Diccionario de psicoanálisis”, Barcelona, Labor,
1981, 3° ed, pág. 276-277.

Según M. Klein.- "Posición alcanzada en su esquema de cosas por el bebé (o por
el paciente en análisis) cuando advierte que tanto su amor como su odio están
dirigidos hacia el mismo objeto -la madre-, tiene conciencia de su ambivalencia
y se interesa por protegerla de su odio y para llevar a cabo la reparación por
el daño que ha causado su odio. Como el sistema de Klein incluye el instinto de
muerte y hostilidad innata hacia la madre y la envidia de ella, se concibe que
esta crisis desempeña un papel esencial en el desarrollo de cada bebé, al margen
de la cualidad de los cuidados maternales, y su resultado, según se sostiene,
determina todo el desarrollo posterior. Se considera que las personas saludables
y neuróticas han pasado por la posición depresiva, que las personas con
problemas depresivos están fijado en ella y que las personas con problemas
esquizoides y paranoides no han logrado alcanzarla" (pág. 90).
"La posición depresiva desempeña el mismo papel en la teoría kleiniana que el
complejo de Edipo en la teoría clásica" (pág. 73). Véase al respecto Neurosis.
Rycroft C, “Diccionario de psicoanálisis”, Buenos Aires, Paidós, 1976.

POSICION ESQUIZO-PARANOIDE

Según M. Klein.- "La primera fase del desarrollo. Se caracteriza por la relación
con objetos parciales, el predominio de escisión en el yo y en el objeto, y la
ansiedad paranoide".
Segal H, “Introducción a la obra de Melanie Klein”, Buenos Aires, Paidós, 1987,
pág. 124.

Según M. Klein.- "Modalidad de las relaciones de objeto específica de los cuatro
primeros meses de la existencia, pero que puede volver a encontrarse durante la
infancia y, en el adulto, especialmente en los estados paranoico y
esquizofrénico.
Se caracteriza por los siguientes rasgos: las pulsiones agresivas coexisten
desde un principio con las pulsiones libidinales y son singularmente intensas;
el objeto es parcial (principalmente el pecho materno) y se halla escindido en
dos: el objeto 'bueno' y el objeto 'malo'; los procesos psíquicos que predominan
son la introyección y la proyección; la angustia, intensa, es de naturaleza
persecutoria (destrucción por el objeto 'malo')".
Laplanche J y Pontalis J, “Diccionario de psicoanálisis”, Barcelona, Labor,
1981, 3° ed, pág. 278.

Según M. Klein.- "Configuración psíquica postulada por Melanie Klein y donde el
individuo lucha con sus impulsos destructivos por medio de (a) la escisión,
tanto de su yo como de las representaciones de objetos en partes buenas y malas,
y (b) una proyección de sus impulsos destructivos sobre el objeto malo por el
cual se siente perseguido. Según Klein, la posición esquizo-paranoide constituye
el primer intento del infante para dominar su instinto de muerte y precede a la
posición depresiva. El fracaso ante el intento de abandonar la posición
esquizo-paranoide (esto es, de alcanzar la posición depresiva) es responsable"
de muchos trastornos, entre ellos los obsesivos (pág. 90).
Se ha indicado que la traducción del nombre de esta posición es incorrecta, y
que en realidad debería designársela como "posición paranoide-esquizoide", ya
que primero se constituyen objetos persecuatorios (paranoide) y luego se monta
la defensa contra ellos (escisión - esquizoide).
Posición esquizoide.- Según Rycroft (pág. 53), es un concepto de Fairbairn
similar al concepto de posición esquizo-paranoide de M. Klein, con la diferencia
que no utiliza la idea de instinto de muerte.
Rycroft C, “Diccionario de psicoanálisis”, Buenos Aires, Paidós, 1976.

PRAXIA

Sistema de movimientos coordinados en función de un resultado o de una intención
(Tallis Jaime y Soprano Ana María, "Neuropediatría. Neuropsicología y
Aprendizaje", Nueva Visión, Bs. As., 1991, p. 198). A esta definición adscribe
también Piaget.
Tamaroff L. y Allegri R., "Introducción a la neuropsicología clínica", Ed.
Libros de la Cuadriga, Bs. As., 1995, p. 92.

“Praxis (práctica) es el proceso neurológico que nos permite organizar planear y
ejecutar, de una forma eficiente, habilidades de todos los tipos. Algunos
componentes de la praxis ocurren involuntariamente, automáticamente o
inconscientemente, mientras otros requieren que haya que pensar. Los diferentes
componentes de la praxis requieren una información precisa proveniente del
cuerpo, particularmente de los sistemas táctiles, propioceptivos y vestibulares
vestibular es lo relacionado con una de las cavidades comprendidas en el
laberinto del oído), además de los sistemas auditivos y visuales que completan,
refinan y producen continuamente el proceso de la praxis”.
Ramos F (1994), El Síndrome X Frágil, material educativo de la Fundación
Nacional del X Frágil de Estados Unidos. Traducción al español de material
publicado bajo los auspicios de The National Fragile X Foundation en USA.
Instituto de Migraciones y Servicios Sociales. Número 53 de la Colección
Rehabilitación.

“Entendemos por praxias un sistema de movimientos coordinados en función de un
resultado o de una intención” (pág. 198).
Tallis J y Soprano M (1991), Neuropediatría. Neuropsicología y aprendizaje.
Buenos Aires: Nueva Visión.

PRECOCIDAD

Manifestación temprana de un rasgo en determinada área. Por ejemplo, existen
niños precoces para hablar y para caminar pues lo hacen antes de la edad.
También están quienes exhiben una memoria excepcional en los primeros años de
vida. Ello no implica que haya relación entre precocidad e inteligencia.
Lorenzo García R, “Acerca de la problemática del talento”, en Revista del
Instituto de Investigaciones de la Facultad de Psicología, Universidad de Buenos
Aires, Año 5, 2000, pág. 45.

PREJUICIO

“Categoría de pensamientos y/o creencias que no han sido adecuadamente
procesadas a partir de conocimientos científicamente comprobables. Los
prejuicios se estructuran a partir de situaciones subjetivas basadas en
expectativas, deseos y/o temores individuales que no siempre han sido procesados
correctamente desde un punto de vista conciente. Esto hace que muchas veces
adquiera un carácter iracional con bastantes puntos de contacto con los
delirios, entre los que sobresale lo que Freud llamaba ‘el núcleo de verdad
histórico’ de los mismos. Una vez que este prejuicio ha sido construído adquiere
fuerza propia y actúa sobre los individuos determinando su forma de pensar y las
conductas que a partir de allí se implementan”.
Salvarezza Leopoldo (comp) (1998) “La vejez: una mirada gerontológica actual”,
Paidós, Buenos Aires, pág. 28.

PREJUICIO ÉTNICO

“El prejuicio étnico es una antipatía que se apoya en una generalización
imperfecta e inflexible. Puede sentirse o expresarse. Puede estar dirigido hacia
un grupo en general, o hacia un individuo por el hecho de ser miembro del grupo.
El efecto final del prejuicio así definido, es colocar al objeto del prejuicio
en una situación de desventaja no merecida por su propia conducta” (pág. 24).
Allport G W. (1962) La Naturaleza del Prejuicio. Buenos Aires: Eudeba.

PREOBJETO

El signo-Gestalt no es aún el objeto libidinal. "Lo que el infante reconoce en
esa gestalt signo, no son las cualidades esenciales del objeto libidinal, ni los
atributos propios del objeto que atiende a las necesidades del infante, que lo
protege y satisface. Lo que reconoce durante la etapa preobjetal son atributos
secundarios, externos y no esenciales: reconoce un semblante cualquiera con
ciertas características, y no el rostro individual específico de tal o cual
persona”.
Spitz René, El primer año de vida del niño, México, Fondo de Cultura Económica,
1979, pág. 78.

PREOCUPACION POR EL OTRO

Para Winnicott, la preocupación se refiere al hecho de que el individuo cuida o
le importa el otro, siente y acepta la responsabilidad de cuidarlo y preocuparse
por él. Es la base de la familia, porque la pareja asume la responsabilidad de
tener un hijo y cuidarlo.
La preocupación por el otro es un aspecto importante de la vida social, y tiene
más que ver con la idea de responsabilidad que con la idea de culpa, o sea con
el sentido positivo de preocupación, que con el sentido negativo.
El origen de la capacidad de preocuparse suele describirse en términos de la
relación madre - bebé, cuando éste percibe a la madre como una persona completa.
Su desarrollo depende de que la madre sea lo suficientemente buena, o sea que la
madre desarrolle una preocupación por el niño, tanto en lo referente al cuidado
corporal como al atender a sus procesos de crecimiento interior.
Al mismo tiempo el niño ha adquirido la capacidad de combinar sus impulsos
eróticos y agresivos hacia la madre: es decir, la concibe como un objeto total,
bueno y malo al mismo tiempo. Este adelanto implica un yo que empieza a
independizarse de la madre como yo auxiliar. Ya puede decirse que el bebé tiene
un interior y, por tanto, un exterior.
Winnicott señala aquí que el bebé inmaduro tiene dos madres: la madre objeto y
la madre ambiente. En el primer caso es la madre vista como un objeto parcial
que puede satisfacer las necesidades urgentes del bebé, mientras que la madre
ambiente es la madre vista como persona total que lo resguarda de lo
imprevisible y le suministra un cuidado activo, en cuanto a manipulación y
manejo general del niño.
El niño usa de diferente manera a su madre objeto y a su madre ambiental. Esta
última recibe afecto, mientras que la madre objeto es simplemente una cosa que
satisface sus instintos. La relación con la madre ambiental es más tranquila, e
indispensable para su crecimiento emocional. La madre objeto sirve para
satisfacer sus instintos: las mociones del ello quieren apoderarse de ella y
destruírla. Aparece un sentimiento de ambivalencia y de angustia porque siente
que si ataca a la madre objeto perderá a la madre ambiental que lo cuida.
Llega así un momento en que el niño adquiere la capacidad de preocuparse por la
madre ambiental, de cuidarla para no destruírla con su voracidad instintiva. El
bebé debe adquirir así la capacidad de preocuparse, de asumir la responsabilidad
por sus impulsos instintivos. Este proceso suministra uno de los elementos
constructivos fundamentales del juego y el trabajo.
Si la madre objeto no sobrevive, o si la madre ambiental no suministra al niño
una oportunidad de reparación confiable, el bebé perderá la capacidad de
preocuparse y la reemplazará por angustias y defensas más primitivas, tales como
la escisión y la desintegración.
Cazau P (1996), Vocabulario de Psicología. Redpsicología www.galeon.com/pcazau

PREVENCION PRIMARIA

"Es un concepto comunitario; implica la disminución de la proporción de casos
nuevos de trastornos mentales en una población durante un periodo dado,
contrarrestando las circunstancias perniciosas antes de que tengan ocasiones de
producir la enfermedad".
Kaplan G., "Principios de psiquiatría preventiva, Buenos Aires, Paidós, 1985, p.
43.

PROCESO PSIQUICO

Sin entrar en las diferencias que algunos autores puedan hacer entre "mental" y
"psíquico", un proceso psíquico o mental es algo que hipotéticamente ocurre en
nuestra intimidad psíquica y que permitiría explicar nuestras formas de pensar,
sentir o actuar. Los procesos psíquicos pueden ser concientes o inconcientes.
Cazau P (2002), Vocabulario de Psicología. Redpsicología.

PRODIGIO

Los niños prodigio “son aquellos que realizan actividades fuera de lo común para
su edad con la perfección de un adulto; por ejemplo Mozart y Capablanca”.
(Lorenzo García R, “Acerca de la problemática del talento”, en Revista del
Instituto de Investigaciones de la Facultad de Psicología, Universidad de Buenos
Aires, Año 5, 2000, pág. 45).

PROFECIA AUTOCUMPLIDORA

“O profecía que genera su cumplimiento. Falsa definición de una situación, que
provoca en los individuos conductas que tienden a que esa situación se
materialice”.
Vander Zanden James, Manual de Psicología Social, Barcelona, Paidós, 1986, pág.
624.

Una profecía que se autocumple es una suposición o predicción que, por la sola
razón de haberse hecho, convierte en realidad el suceso supuesto, esperado o
profetizado, confirmando de esa manera su propia ‘exactitud’. Ejemplo: si
alguien supone que lo desprecian, se comportará para que lo desprecien.
Tradicionalmente teníamos la causalidad lineal (A causa B), pero estas profecías
que se autocumplen nos dicen que en realidad B también causa A, o sea, un hecho
todavía no producido (futuro) determinó efectos en el presente, efectos que a su
vez hicieron que cobrara realidad el hecho pronosticado. Aquí el futuro –y no el
pasado- determinó el presente. Ejemplo: me despreciarán (supuesto suceso
futuro), por lo tanto, ahora me porto como si me despreciaran (presente).
Yo puedo predecir que me resfriaré porque ahora estoy estornudando, pero esto no
es profecía autocumplidora porque tomaré las medidas para no resfriarme. A
partir de esto que sostiene Watzlawick, podemos pensar que profecía
autocumplidora sería en este caso desabrigarse, etc. En el primer caso, puedo
comprobar después si resfriarme es verdadero o falso, pero en el segundo estoy
de entrada creando las condiciones (inventando una realidad nueva) para que ello
ocurra.
Esta inversión de causa y efecto se ve en los conflictos interpersonales, y más
concretamente en la llamada puntuación de la secuencia de hechos: el marido se
retrae porque la mujer lo regaña, y la mujer lo regaña porque este se retrae (A
influye sobre B y B sobre A). O sea lo que para la mujer es causa (el
retraimiento es causa que ella lo regañe), para el marido en cambio es el efecto
(su retraimiento es un efecto de que ella lo regañe). Ambos crean dos realidades
contradictorias y engendran dos profecías que se autocumplen: los dos modos de
conducta que subjetivamente se consideran como reacción a la conducta del otro,
provocan precisamente esta conducta en el otro y justifican ‘por eso’ la
conducta propia.
Estas profecías pueden usarse a veces en forma deliberada, lo que puede ser
peligroso.
La experiencias cotidiana nos enseña que sólo muy pocas profecías se
autocumplen: sólo se autocumplen cuando se cree en ellas, cuando hay convicción
de que el suceso ocurrirá.
Otro ejemplo: en una escuela, al fin del curso algunos alumnos demostraron mayor
inteligencia que otros según los tests, precisamente aquellos alumnos que a
principio de año, tomados al azar, se les dijo a los maestros que ‘tenían
aptitudes extraordinarias’. Nuestros pensamientos y esperanzas engendran ellos
mismos esas realidades. Lo mismo pasa cuando creemos que tal persona es enferma
y la hemos etiquetado de loca: aunque no lo sea terminará comportándose como
tal. También se vio que la tasa de mortalidad es más elevada en aquellos
pacientes con cáncer que se preparaban para morir con espíritu sereno y maduro.
Profecías autocumplidoras vemos también en los ejercicios de imaginación
positiva del tipo “quiero curarme” o “me siento mejor”.
Hay también autocumplimientos negativos: un prisionero tuvo un sueño donde le
decían que el 30 de marzo lo liberarían. En la realidad, al llegar ese día esto
no se cumplió, con lo que murió de tristeza. De alguna forma se había liberado:
el autocumplimiento negativo es una profecía que se cumple…. no cumpliéndose.
Watzlawick, en suma, sostiene un constructivismo según el cual cada uno de
nosotros construye una realidad, y si tomamos conciencia que tal realidad es
construída, inventada, seremos más tolerantes con nosotros y los demás que
también inventan sus realidades. El constructivismo viene a mostrar que objeto y
sujeto no son cosas separadas.
Watzlawick Paul, Profecías que se autocumplen.

PROGRAMACION NEUROLINGUISTICA

“La Programación Neurolinguística (PNL) es una ciencia nueva (a la que algunos
consideran como un arte) y que comenzó hace poco más de 20 años en California,
EEUU, cuando Gregory Bateson se propuso estudiar la comunicación entre las
personas basándose en las relaciones que establecen. Otros dos investigadores de
su equipo, Richard Bandler y John Guinder se propusieron hacerlo con base en sus
aspectos internos, lo que no se había hecho hasta entonces. A partir de estos
trabajos se creó la PNL, que en la actualidad tiene usos muy extendidos en
educación, leyes, ayuda, psicoterapia y negocios”
“La PNL es un trabajo terapéutico que estudia como los individuos se comunican
consigo mismos, de tal manera, que originan estados de óptima disponibilidad de
sus recursos y por lo tanto crean el mayor número posible de opciones de
comportamiento: es un marco de referencia sistemático para dirigir el propio
cerebro y lograr resultados deseables” .
“La PNL cuenta con diferentes estrategias de intervención como lo son el
Metamodelo, las Metáforas, el Anclaje de recursos, el Cambio de historia
personal, la Cura de fobias, Definición de objetivos, el Reencuadre del
contexto, Como sí, el Círculo de excelencia y las Submodalidades. En estas
últimas, se establece que las personas aprendemos por diferentes canales
perceptuales.
Pérez Jiménez J, Programación neurolinguística y sus estilos de aprendizaje,
disponible en http://www.aldeaeducativa.com/ .

PROSOAGNOSIA

De proso (rostro) y agnosia (no reconocer), es un trastorno debido a una lesión
cerebral donde el sujeto no puede reconocer rostros de personas de que supone
debería reconocer, como los de sus familiares, amigos o figuras conocidas.
Si se le muestra una foto del presidente de su país, sabe que es un rostro pero
no puede decir a quien pertenece; y si se le pregunta que lo infiera a partir
del contexto (por ejemplo observando que el presidente da un discurso a toda la
nación), puede contestar que es alguien importante, o que es el rostro de algún
dirigente gremial, pero no podrá hacer el reconocimiento exacto.

PROYECCION

Entendido como mecanismo de defensa, "situación en la cual se tiende a atribuír
a otro u otros (personas o cosas) cualidades, deseos, sentimientos o emociones
que el individuo rechaza como propios de sí. Podríamos considerarlo como una
forma particular de Desplazamiento, y tiene que ver con estilos de
funcionamiento paranoides. Un ejemplo sería 'el severo censor' de la película
Bocaccio 70 que proyectaba todas sus motivaciones sexuales insatisfechas en el
afiche 'provocativo' de una publicidad.
Poliak J., "Fundamentos del enfoque centrado en la persona. Teoría de la
personalidad", incluído en Sánchez Bodas A. y col., "Couseling humanístico,
teoría y práctica", Vol I, Buenos Aires, Ediciones del Instituto Holos, 1999, p.
129.

Proceso por el cual el sujeto expulsa de sí mismo a un otro, persona o cosa,
sentimientos, cualidades, deseos u objetos que desconoce o rechaza en él. La
proyección, que deriva del acto de escupir, es necesaria para la diferenciación
yo no-yo pues se expulsa hacia afuera todo lo displacentero, sintiéndose lo
placentero como perteneciente al yo. Es posible encontrarlo especialmente en el
pensamiento infantil y en el pensamiento primitivo.
Como defensa, la proyección aparece en los sistemas delirantes paranoides de las
psicosis y en la formación de fobias infantiles preedípicas. Freud describe la
proyección como una defensa primaria que constituye un abuso de un mecanismo
normal consistente en situar afuera el origen del displacer.
La proyección continúa madurando. En las zoofobias de la neurosis infantil
posteriores a la formación del superyo y en las fobias adultas reencontramos
proyecciones, aunque no son tan típicas ni tan masivas como en el caso del niño
muy pequeño.
Celener G. y otros, "Los mecanismos de defensa y las técnicas proyectivas",
Publicación interna de la Cátedra de Teoría y técnicas de exploración y
diagnóstico Módulo II, Facultad de Psicología, Universidad de Buenos Aires,
1996.

“El término proyección fue introducido en la psicología por Sigmund Freud para
designar dos clases de fenómenos. El primero consiste en la atribución de deseos
o impulsos indeseables a otro, cuando en realidad pertenecen a uno mismo. Se
trata de un mecanismo de defensa del yo por el cual un sujeto atribuye a otra
persona, personas u objetos, deseos, actitudes o sentimientos de los que se
avergueza, como defensa para no reconocerlos como propios o para disminuír su
sentimiento de culpabilidad. También se ha utilizado el término, con un alcance
más amplio, para indicar la proyección de percepciones anteriores que tienden a
influír sobre las percepciones actuales, y de percepciones interiores que
influyen sobre las percepciones sensoriales. Estas percepciones interiores de
los procesos ideacionales y emocionales son proyectados al exterior como
percepciones sensoriales”.
Ander-Egg E., “Técnicas de investigación social”, Hvmanitas, Buenos Aires, 1987,
21 edición, pág. 296-297.

PROYECTO IDENTIFICATORIO

Término acuñado por Piera Aulagnier, con el cual designa la autoconstrucción
continua del Yo por el Yo, necesaria para que esta instancia pueda proyectarse
en un movimiento temporal, proyección de la que depende la propia existencia del
Yo (p. 167).
Entre el Yo y su proyecto debe persisitir un intervalo: lo que el Yo piensa ser
debe presentar alguna carencia, siempre presente, en relación con lo que anhela
llegar a ser. Siempre debe haber diferencia entre el Yo futuro y el Yo actual
(p. 171).
El acceso al Proyecto Identificatorio demuestra que el sujeto ha podido superar
las prueba fundamental que lo obliga a renunciar al conjunto de objetos que, en
una primera fase de su vida, han representado los soportes conjuntos de su
libido objetal y narcisista, objetos que le han permitido plantearse como ser y
designar a los objetos codiciados por su tener (p. 173).
En lo concerniente a la relación entre la constitución del Proyecto
Identificatorio y la historicidad, puede decirse que el Yo está constituído por
una historia, representada por el conjunto de los enunciados identificatorios
que recuerda, por los enunciados que manifiesta en su presente su relación con
el proyecto identificatorio y, finalmente, por el conjunto de los enunciados en
relación con los cuales ejerce su acción represora para que se mantengan fuera
del campo, de su memoria, de su saber. Una parte de su historia permanece así
inconciente para el Yo (p. 174).
Aulagnier Piera, La violencia de la interpretación.

PRUEBA MENTAL

En el contexto de la psicología evolutiva, “las pruebas mentales son medios
científicos de: a) averiguar el curso normal del desarrollo mental de los niños,
teniendo en cuenta detalles generales tales como aprender a andar y hablar,
desarrollo del lenguaje, destreza de las manos y ojos, habilidad para dibujar,
contar, numerar, razonar, etc. b) de medir el crecimiento de una determinada
criatura, para ver si, por su edad, está de acuerdo con la ‘norma’ o si, por lo
contrario, está debajo o sobre la misma, y c) de distinguir entre la habilidad
innata y los efectos de la enseñanza”.
Isaacs Susan (1965) Años de infancia. Buenos Aires: Hormé-Paidós, pág. 56.

PRUEBA PSICOMETRICA

Una prueba psicométrica es una medida objetiva y estandarizada de una muestra de
comportamiento. En general, se refiere a capacidades, aptitudes, intereses o
características del comportamiento humano e incluye la determinación del
"cuánto", es decir, la cantidad de aquellas capacidades, aptitudes, intereses o
características del comportamiento del sujeto.
Chiavenatto, "Administración de recursos humanos".

PSEUDOALUCINACION

Alucinación que se produce preferentemente en las modalidades visual y/o
auditiva, y en las que no existe convicción clara acerca de la realidad
perceptiva de la experiencia, por lo que la persona las califica como imágenes o
experiencias producidas por su propia mente.
Belloch A y otros, Manual de Psicopatología, Madrid, McGraw Hill, 1995, pág.
227.

PSI

Es una de las letras de la palabra psiqué, y se suele emplear como símbolo de la
psicología a la letra psi, anteúltima letra del alfabeto griego, según el
siguiente detalle:

Y Letra Psi mayúsculay Letra Psi minúscula


Como toda letra, en sí mísma no significa nada. El significado surge a partir de
la asociación de la letra psi con la palabra griega psiqué, que originalmente
tenía el significado de mariposa (incluso hay una semejanza de la letra con una
mariposa con las alas desplegadas) e incluso el de soplo de una brisa, aliento,
ánimo, y, de aquí, más tarde, alma. Tal es el origen del nombre psicología
(ciencia del ‘alma’) y del empleo de la letra psi para representarla. Los
griegos creían que cuando moría una persona, en su último aliento –su alma-
abandonaba el cuerpo volando en forma de mariposa. En la mitología griega,
Psique o Psiquis, era la menor de las tres hijas de un rey de Asia. Muy hermosa,
pero de carácter insufrible, había sido malcriada y tenía gustos muy volubles,
como una mariposa o el soplo de la brisa.
Cazau P (2002) Vocabulario de Psicología. Redpsicología.

PSICASTENIA

“Janet opinaba que la mayoría de las neurosis no son de naturaleza histérica:
dependen del surmenage y la fatiga, y las agrupaba bajo la denominación de
‘psicastenia’. Los síntomas de la psicastenia –como obsesiones, fobias, ideas
fijas, alucinaciones, depresiones, conductas compulsivas- no son la esencia de
la enfermedad: se deben a que, por falta de energía o tensión psíquica, aparece
una incapacidad psicológica para emprender determinadas actividades. Los estados
de agitación surgen por la incapacidad de ejecutar tales actividades
adaptativas, y la fatiga o el agotamiento profundo son consecuencia de la
agitación misma yo de la ejecución incompleta e insuficiente de aquellas
actividades” (pág. 144).
Ackernecht E (1979), Breve historia de la psiquiatría. Buenos Aires: Eudeba, 4°
edición.

PSICOANALISIS

“Nombre que se da a un método específico para investigar los procesos mentales
inconscientes y a un enfoque de la psicoterapia. El término se refiere también a
la estructuración sistemática de la teoría psicoanalítica, basada en la relación
entre los procesos mentales conscientes e inconscientes”.
"Psicoanálisis" Enciclopedia Microsoft® Encarta® en línea 2001
http://encarta.msn.es © 1997-2000 Microsoft Corporation. Reservados todos los
derechos.

PSICODIAGNOSTICO

“Institucionalmente el proceso psicodiagnóstico configura una situación con
roles bien definidos y con un contrato en el que una persona (paciente) pide que
la ayuden y otra (psicólogo) acepta el pedido y se compromete a satisfacerla en
la medida de sus posibilidades. Es una situación bipersonal (psicólogo –
paciente o grupo familiar), de duración limitada, cuyo objetivo es lograr una
descripción y comprensión lo más profunda y completa que sea factible de la
personalidad total del paciente o del grupo familiar. Asimismo enfatiza la
investigación de algún aspecto en particular según la sintomatología y las
características de la derivación (si la hubiere). Abarca los aspectos
pretéritos, presentes (diagnóstico) y futuros (pronóstico) de esa personalidad,
utilizando para lograr tales objetivos ciertas técnicas (entrevista
semidirigida, técnicas proyectivas, entrevista devolutiva).
Siquier de Ocampo, García Arzeno, Grassano de Piccolo y col (1974) Las técnicas
proyectivas y el proceso de psicodiagnóstico. Buenos Aires: Nueva Visión.

PSICOFARMACOLOGIA GERIATRICA

Los ancianos se ven afectados por una mayor incidencia de enfermedades que
requieren tratamiento farmacológico. Por ejemplo, la depresión es por lo general
una enfermedad con una historia natural de recuperación espontánea en seis-nueve
meses, pero el riesgo de suicidio, la incomunicación social causada por la
depresión y la expectativa de vida disminuída de los pacientes de edad,
constituyen buenas razones para prescribir un tratamiento farmacológico.
El cuerpo del anciano metaboliza con mayor dificultad los remedios que toma, y
suele experimentar frente a ellos reacciones adversas. Además, presentan a
menudo un abanico de enfermedades tratadas con múltiples fármacos, lo que
aumenta las probabilidades de interacción adversa entre fármacos.
En los pacientes ancianos, los mecanismos homeostáticos están disminuídos, o sea
tienen poca capacidad para reaccionar rápidamente a cualquier cambio (si tienen
taquicardia, les cuesta volver a las pulsaciones normales, etc), y lo mismo con
la presión arterial, el tono vascular periférico, etc. Por lo tanto, tampoco
pueden compensar fácilmente ligeros excesos farmacológicos: si toman un
medicamento de más, el exceso les cuesta eliminarlo, porque los órganos
encargados de ello, el hígado y el riñón, funcionan mucho más lentamente en
ellos.
Este déficit farmacocinético (décifit para movilizar el medicamento) engendra
reacciones farmacológicas indeseables. La eliminación de los fármacos por orina
se hace más lento, lo cual hace que queden circulando en la sangre como toxinas.
Si hay polimedicación, como es el caso de los ancianos, los niveles de toxina en
sangre aumentan mucho.
En general, la atención cuidadosa del peligro que corren los ancianos, permite
minimizar los efectos del fármaco en exceso. Pueden evitarse estos problemas
administrando pocos fármacos, apenas los indispensables y en dos menores, y en
los casos donde realmente sean imprescindibles y donde la relación
beneficio-riesgo es clara. Los pacientes de edad avanzada deberían ser tratados
con dosis más pequeñas, puesto que alcanzan los niveles plasmáticos de
equilibrio a dosis más bajas. Dosis más altas producen desequilibrios, con lo
que el fármaco comienza a acumularse en el organismo.
Bressler R, Gerontología clínica. Esta nota resumen el capítulo 13: Utilización
de fármacos en el paciente geriátrico.

PSICOFISICA

La psicofísica es el sector de la psicología experimental que se ocupa de medir
las sensaciones. Mediante el uso de procedimiento adecuados, los psicólogos han
establecido correspondencias muy estables entre el valor del estímulo externo
(una luz de cierta intensidad, un sonido de cierta potencia) y las respuestas
del individuo ("este sonido es más fuerte", etc.), llegándose así a enunciar
leyes psicofísicas que, en cierta forma, son un ejemplo excepcional dentro de la
psicología, donde no abundan las leyes objetivas. El mérito de haber iniciado
estos estudios corresponde principalmente a la escuela alemana del siglo pasado:
Weber, Fechner, Helmholtz y Wundt, entre otros.
Battro A., "Manual práctico de psicología moderna", Buenos Aires, Emecé, 1970.

PSICOFONIA

“Método de M. Aucher que aspira al desarrollo y al equilibrio psicológico de la
persona, por medio del estudio de la emisión y la recepción de los sonidos, en
relación con ciertas percepciones localizadas en puntos y zonas corporales
precisos”.
Virel A., Vocabulario de psicoterapias, Barcelona, Gedisa, 1985, pág. 241.

PSICOGENO

"Psicógeno" o "psicógena" es un adjetivo que designa todo aquello que tiene una
causa o un origen psíquico o psicológico, ya que etimológicamente se descompone
en "psico" y "génesis". El término se aplica especialmente a los trastornos
psíquicos, donde es frecuente oponer aquello que tiene un origen biológico
(trastorno orgánico) y un origen psíquico (psicógeno). Por ejemplo, las
demencias tienen un origen orgánico en tanto resultan de lesiones en distintas
partes del cerebro, mientras que las neurosis -por ejemplo la histeria- son
psicógenas porque se originan en experiencias traumáticas y son el producto de
un proceso de elaboración psíquica. Por ello se dice que las neurosis son
afecciones 'psicógenas'.
Ciertas corrientes de pensamiento, como por ejemplo el psicoanálisis, consideran
que en la etiología (causas) de las neurosis debemos considerar, entre otros,
tanto los aspectos biológicos (por ejemplo la predisposición hereditaria) como
los psíquicos (vivencias traumáticas).
Cazau P (2003), Vocabulario de Psicología. Redpsicología Online

PSICOGERIATRIA

La psicogeriatría se ha convertido en una subespecialidad de la psiquiatría cada
día más importante. Los cambios demográficos de la población han generado un
constante incremento del segmento de mayores de 65 años con una tendencia
creciente. Por otra parte, la mayor incidencia de pato­logía psiquiátrica en el
anciano en relación a la población más joven, ha desencadenado un fuerte
incremento de la demanda asistencial. No hay que olvidar además que existen unas
características peculia­res en la clínica, diagnóstico, patología básica
asociada, entorno social y neuroquímica en la enfermedad mental del anciano.
Esto ha dado lugar a que en algunos países se hayan creado servicios
especializa­dos en psicogeriatría cuyos profesionales atienden únicamenie a
pa­cientes mayores de 65 años.
La enfermedad mental en el anciano tiene unos condicionantes diferentes al resto
de la población. Existen cambios importantes en su situación social, ya que es
una época de pérdidas de seres queridos siendo el duelo una situación frecuente.
Suele haber un empeora­miento de la salud fisica que se manifiesta en una mayor
vulnerabili­dad a la enfermedad, y en una mayor frecuencia de procesos crónicos.
Hay una mayor dependencia de otras personas o servicios por una pérdida de las
capacidades en las actividades de la vida diaria. Suele haber una mayor
tendencia al aislamiento ya que la actividad social se reduce y el paciente
tiende a salir de su casa cada vez menos. Finalmente, existe una pérdida de
estatus económico puesto que tras la jubilación los ingresos económicos del
anciano quedan disminuidos.
http://www.cuidadorpsiquiatrico.com/material/psicogeria1.html

PSICOLOGIA

“Estudio científico de la conducta y la experiencia, de cómo los seres humanos y
los animales sienten, piensan, aprenden y conocen para adaptarse al medio que
les rodea. La psicología moderna se ha dedicado a recoger hechos sobre la
conducta y la experiencia, y a organizarlos sistemáticamente, elaborando teorías
para su comprensión. Estas teorías ayudan a conocer y explicar el comportamiento
de los seres humanos y en alguna ocasión incluso a predecir sus acciones
futuras, pudiendo intervenir sobre ellas”.
"Psicología" Enciclopedia Microsoft® Encarta® en línea 2001
http://encarta.msn.es © 1997-2000 Microsoft Corporation. Reservados todos los
derechos.

PSICOLOGIA AMBIENTAL

Efectivamente, lo que más se ha estudiado en psicología es el ambiente social,
es decir, como influyen las demás personas y en general la sociedad en nuestra
conducta. Pero el ambiente social forma parte de un entorno mucho más amplio, el
ambiente natural, que indudablemente también influye sobre nuestro
comportamiento. Por ejemplo, no pocas veces ir al mar o la montaña cambia
nuestro estado de ánimo, o vivir en un ambiente altamente contaminado
(contaminación química como el smog, contaminación visual como los avisos
publicitarios, contaminación sonora como el ruido del tráfico, etc.) aumenta la
probabilidad de estresarse. La psicología ambiental podría entonces definirse
como una rama de la psicología que estudia la incidencia del ambiente natural
sobre el comportamiento (y viceversa), y en particular el ambiente natural
modificado por el hombre, tanto si es contaminado como si es restablecido a su
ordenamiento ecológico. El aspecto preventivo de la psicología ambiental
apuntaría entonces a crear una conciencia ecológica, es decir, a generar un
ambiente que propicie la vida y la salud, no la muerte y la enfermedad. Alguien
dijo una vez: “no somos pasajeros de la tierra: somos sus tripulantes”.
Cazau P (2003) Vocabulario de Psicología. Redpsicología.

PSICOLOGIA COGNITIVA

“La psicología cognitiva puede definirse como la rama de la psicología que
intenta proporcionar una explicación científica de cómo el cerebro lleva a cabo
funciones mentales complejas como la visión, la memoria, el lenguaje y el
pensamiento. La psicología cognitiva surgió en una época en la cual los
ordenadores comenzaban a causar un gran impacto en la ciencia y, probablemente,
era natural que los psicólogos cognitivos establecieran una analogía entre los
ordenadores y el cerebro humano”.
Parkin, A.J. (1999) Exploraciones en neuropsicología cognitiva. Madrid:
Panamericana, pág 3.

“La Psicología cognitiva surge como alternativa a la concepción conductista de
la mente como caja negra inaccesible. Es difícil atribuír su aparición a un
único autor, pero sí parece claro que su inicio coincide con la aparición y
desarrollo de los ordenadores. El funcionamiento de estas máquinas sirve como
metáfora al investigador para explorar el funcionamiento de los procesos
cognitivos internos”.
León o y Montero I (1995) Diseño de investigaciones. Introducción a la lógica de
la investigación en psicología y educación. Madrid: McGraw-Hill, pág. 39.

La psicología cognitiva estudia los problemas relacionados con seis estructuras
y procesos: a) Atención: cómo se capta y selecciona la información. b)
Percepción: cómo los datos sensoriales se transforman en experiencias
perceptivas. c) Memoria: como se almacena y se recupera la información. d)
Pensamiento: cómo razonó para procesar la información. e) Lenguaje: cómo se
comprendió la información a partir de la organización lingüística de la misma.
f) Aprendizaje: cómo se adquieren conceptos, competencias y habilidades
cognitivas.
Duarte, González y otros, (1988) Marco conceptual de la psicología cognitiva.
Publicación interna de la Cátedra de Psicología General II, Facultad de
Psicología, Universidad de Belgrano. Buenos Aires.

Recursos metodólogicos.- a) El encuadre hegemónico es el método experimental con
validez ecológica. b) Introspección: a diferencia de la introspección
tradicional, no estudia la percepción con sujetos entrenados en este método sino
el pensamiento y la resolución de problemas con sujetos normales sin entrenar.
c) Estudios cronométricos (tiempos de reacción), utilizados por ejemplo en
procesos perceptivos y mnémicos. d) Modelos computacionales, que abarcan dos
aspectos. Primero, la consideración del ordenador como metáfora de la mente, y
segundo, la construcción de programas de IA y simulación, útiles para depurar
formalmente teorías (simulación de teorías cognitivas).
Duarte, González y otros, (1988) Marco conceptual de la psicología cognitiva.
Publicación interna de la Cátedra de Psicología General II, Facultad de
Psicología, Universidad de Belgrano. Buenos Aires.

Campos de aplicación.- a) En educación: medición de capacidad intelectual,
orientación vocacional, problemas de aprendizaje, pero sobre todo el aprendizaje
y la enseñanza en el aula, procesos que implican considerar variables
intrapersonales (propias del alumno como estructura cognitiva, desarrollo
evolutivo, motivaciones y actitudes, personalidad, etc) y variables
situacionales (didácticas, sociales, docentes, etc). b) En psicología clínica:
La influencia de la psicología cognitiva tiene tres direcciones: 1) posibilidad
de aplicar el paradigma del procesamiento de información a la clínica. 2)
posibilidad de nuevas técnicas terapéuticas reformulando los modelos
conductistas E-R. 3) Autores provenientes del psicodinamismo desarrollaron
técnicas de terapia breve basadas en patrones cognitivos y sistemas de
creencias. Se ampliaron las técnicas a parejas, grupos y familias, aunque sigue
sin existir una psicopatología cognitiva.
Duarte, González y otros, (1988) Marco conceptual de la psicología cognitiva.
Publicación interna de la Cátedra de Psicología General II, Facultad de
Psicología, Universidad de Belgrano. Buenos Aires.

Límites de la psicologia cognitiva.- a) Hay variadas microteorías que estudian
ciertos aspectos parciales, pero no hay una teoría que explique globalmente todo
el sistema cognitivo. b) La psicología cognitiva estudió mucho tiempo la
cognición pura, sin incluír afectos e interacciones sociales. Esta situación se
está revirtiendo.
Duarte, González y otros, (1988) Marco conceptual de la psicología cognitiva.
Publicación interna de la Cátedra de Psicología General II, Facultad de
Psicología, Universidad de Belgrano. Buenos Aires.

Problemas de la psicología cognitiva.- a) Teóricos: Se plantean polémicas entre
teorías, como por ejemplo la percepción es una copia o una construcción de la
realidad?; las representaciones mentales son imágenes o tienen una estructura
semántico-abstracta?; el pensar es racional o irracional?; el mundo se
categoriza mediante categorías lógicas o construcciones arbitrarias? b)
Metodológicos y aplicados: Sus métodos requieren validez ecológica, o sea crear
condiciones experimentales lo más semejantes posibles al contexto natural de las
conductas. c) Epistemológicos: como por ejemplo como se explica la conducta
desde la cognición?; cuál es el valor de la analogía mente-ordenador?
Duarte, González y otros, (1988) Marco conceptual de la psicología cognitiva.
Publicación interna de la Cátedra de Psicología General II, Facultad de
Psicología, Universidad de Belgrano. Buenos Aires.

“La psicología cognitiva es el estudio de aquellos procesos mentales que
posibilitan nuestro diario desenvolvimiento en el reconocimiento de objetos
familiares, personas conocidas, manejo del mundo que nos rodea, incluyendo las
habilidades de lectura, escritura, programación, realización de planes,
pensamiento, toma de decisiones y memorización de lo aprendido”.
Manning Lilianne, Neuropsicología cognitiva del lenguaje, pág. 73.

PSICOLOGÍA CRIMINAL

La última disciplina penal fundamental contemplada desde el plano causal
explicativo y que se ocupa concretamente del delincuente es la Psicología
criminal, que se constituye como el instrumento más eficaz de la antropología
criminal, ya que se encarga de estudiar la psíque del hombre delincuente,
determinando los desarrollos o procesos de índole psicológica verificados en su
mente.
Cabe resaltar que en la actualidad, la Psicología criminal ha rebasado en mucho
él limite de la observación individual del sujeto antisocial, extendiéndose
hacia estudios de la conducta criminal y de los factores psicológicos que
influyen en la criminalidad, sean estos individuales o colectivos. Esta
disciplina penal adquiere una importancia extraordinaria con los estudios del
psiquiatra vienes Sigmund Freud, el cual aseveraba que el delito es el resultado
del “ello”, es decir, del instinto, que triunfa sobre el “súper yo”, o sea la
conciencia moral. Para Freud no sólo el delito, sino todos los fenómenos
humanos, tienen una fuente de producción de tipo sexual, lo cual nos indica que
la doctrina freudiana es eminentemente pansexualista.
Existieron otros autores que se especializaron en este tema, como por ejemplo
Enrico Ferri, que reconocía cuatro ramas científicas para la observación
psicológica de la personalidad: La psicología criminal, la psicología judicial,
la psicología carcelaria y la psicología legal. Otro autor destacable es Hilda
Marchiori, que opinaba que la Psicología criminal trata de averiguar, de conocer
que es lo que induce a un sujeto a delinquir, que significado tiene esa conducta
para él, porque la idea de castigo no lo atemoriza y le hace renunciar a sus
conductas criminales.
Los temas de estudio mas importantes con respecto a la Psicología criminal son:
La teoría de la personalidad, El crimen como un proceso psicológico, Las
emociones y pasiones criminales, Los temperamentos, La caracterología
criminológica, Las motivaciones psicológicas del crimen, El desarrollo de la
personalidad y los factores psicológicos de algunas conductas antisociales o
parasociales: homicidio, robo, fraude, violación, prostitución, suicidio, etc.
Podemos resumir que la Psicología criminal se encarga del estudio de las
aptitudes, los procesos mentales, la personalidad, la motivación (consciente o
subconsciente) del criminal y de su crimen, llegando a abordar lo más pertinente
de la psicología del individuo, pasando por la psicología de los grupos
sociales o antisociales.
http://www.universidadabierta.edu.mx/Biblio/L/Lechuga%20Martin-Ciencias%20penales.htm

PSICOLOGIA DE LA GESTALT

Semejanzas con el psicoanálisis.- a) Los estímulos recibidos son siempre
significativos porque son integrados en la experiencia del sujeto. La mente
interpreta los estímulos percibidos y, una vez registrados como huellas
mnémicas, estas pueden cambiar con el tiempo y con las nuevas experiencias. La
percepción de un círculo deformado puede más tarde recordarse como un círculo
perfecto (gestalt), y la percepción de una palabra puede luego recordarse
equivocadamente (actos fallidos del psicoanálisis). b) Ambas teorías han sido
influenciadas por el pensamiento de Franz Brentano. Por ejemplo, este pensador
influyó sobre la escuela austríaca de von Ehrenfels, importante antecedente de
la gestalt: Brentano plantea una psicología del acto, donde importa más el acto
que el contenido. Del mismo modo, para la gestalt el contenido es más
secundario: interesa el acto de percibir, es decir, el acto mismo configurardor
de una forma, una gestalt. c) También Brentano ejerció influencia en Freud,
principalmente a partir de su noción de intencionalidad de la vida psíquica
(todo acto psíquico es intencional). Freud siguió esta línea de pensamiento
asignando a la conducta una intencionalidad, pero determinada desde lo
inconciente. d) Ambas teorías utilizaron la idea de insight como comprensión
súbita o darse cuenta, aunque le dieron significados diferentes: el insight es
para la gestalt la configuración mental que organiza el campo perceptivo en el
aquí y ahora, y para el psicoanálisis, la toma de conciencia de los contenidos
(deseos, temores) inconcientes.
Cazau P (1999) Vocabulario de Psicología. Redpsicología www.galeon.com/pcazau

Diferencias con el psicoanálisis.- a) Ambas teorías nacieron con inquietudes
diferentes. La psicología de la forma nació originalmente como una teoría para
explicar el fenómeno de la percepción, mientras que el psicoanálisis nació con
la inquietud por explicar los síntomas de los pacientes histéricos. b) La
psicología de la gestalt privilegia el aquí y ahora, mientras que el
psicoanálisis da especial importancia al pasado infantil para dar cuenta de
nuestros comportamientos. c) La psicología de la gestalt utilizó el método
experimental, mientras que el psicoanálisis, el método clínico que incluye la
interpretación. d) La psicología de la forma realizó buena parte de sus
investigaciones, sobre todo las referidas al proceso de aprendizaje, utilizando
animales, mostrando que algunos de ellos y los seres humanos compartían modos
similares de aprender (por ejemplo por comprensión súbita o insight). En cambio
el psicoanálisis, aunque mostró el aspecto 'animal' del hombre (sus pulsiones),
marcó la diferencia con las otras especies no humanas (por ejemplo al
diferenciar el instinto animal y la pulsión humana). e) Por último, podríamos
decir que mientras la psicología de la gestalt trató de obtener leyes generales
aplicables a todos los seres humanos, el psicoanálisis se interesó también por
las diferencias individuales, mostrando que cada conducta debía ser interpretada
en función de cada caso en particular.
Cazau P (1999) Vocabulario de Psicología. Redpsicología www.galeon.com/pcazau

PSICOLOGIA DEL DEPORTE

Según la Asociación de Psicólogos Americanos (APA), la Psicología del deporte y
de la Actividad Física es el estudio científico de los factores psicológicos que
están asociados con la participación y el rendimiento en el deporte, el
ejercicio y otros tipos de actividad física. Los profesionales de la psicología
del deporte se interesan por dos objetivos principales: Por un lado, ayudar a
los deportistas a utilizar principios psicológicos para mejorar su rendimiento.
Por otro lado, comprender cómo la participación en el deporte, ejercicio y
actividad física afectan al desarrollo psicológico del individuo, su salud y
bienestar a lo largo de su ciclo vital.
Esto significa que la Psicología del deporte es el empleo de una ciencia, la
psicología, en el ámbito del deporte. Por tanto, estudia el comportamiento de
los deportistas, entrenadores, árbitros, padres y directivos, entre otros.
En otro sentido, la Psicología de la Actividad Física estudia también el
comportamiento de las personas en relación con el ejercicio u otras formas de
actividad física. Esto incluye a niños, jóvenes, adultos y ancianos.
En general, por tanto, la Psicología de la Actividad Física y del Deporte se
encarga de estudiar los aspectos psicológicos durante la actividad física, sea
esta orientada al rendimiento o no.
http://www.lictor.com/info/doc0.phtml

La “Psicología del deporte” podría ser definida como la aplicación de teorías y
técnicas psicológicas a la práctica deportiva, con el objetivo de optimizar el
rendimiento. Los factores psíquicos siempre están presentes en la práctica
deportiva, tanto en el entrenamiento como en la competencia. La gran mayoría de
los autores establecen cuatro módulos de trabajo principales:
Regulación de la tensión.- Se refiere al control de los niveles de ansiedad
(nerviosismo) que experimenta el deportista antes, durante y después de la
competición. El nivel óptimo varia dependiendo de cada deporte (Relajación vs
Activación).
Regulación de la concentración.- Enfocar la atención en el aspecto más
importante de la tarea, evitando distracciones.
Regulación de la confianza.- Creer en las posibilidades y capacidades propias.
Regulación de la motivación.- Propiciar las condiciones que inician, guían y
mantienen la práctica deportiva.
http://www.asdeporte.com/secciones/index.php3?artid=11

PSICOLOGIA EDUCACIONAL

“Las metas de la psicología educativa son comprender y mejorar los procesos de
enseñanza y aprendizaje. Los psicólogos educativos desarrollan conocimientos y
métodos; también utilizan los conocimientos y métodos de la psicología y otras
disciplinas relacionadas para estudiar el aprendizaje y la enseñanza en
situaciones cotidianas”.
Woolfolk A (1996) “Psicología educativa”, México, Prentice-Hall Hispanoamericana
SA, pág. 20.
Según Wittrock (1992), “la psicología educativa es diferente a otras ramas de la
psicología porque su objetivo fundamental es la comprensión y el mejoramiento de
la educación”.
Woolfolk A (1996) “Psicología educativa”, México, Prentice-Hall Hispanoamericana
SA, pág. 11.

Desde la psicología cognitiva, tres problemas se consideran en psicología
educacional: 1) Aspectos del aprendizaje que afectan la adquisición de
conocimiento escolar. 2) Mejoramiento de la capacidad para resolver problemas.
3) Análisis de las variables intrapersonales y situacionales que inciden en
determinadas materias de estudio y afectan la motivación para aprenderlas.
Duarte, González y otros, (1988) Marco conceptual de la psicología cognitiva.
Publicación interna de la Cátedra de Psicología General II, Facultad de
Psicología, Universidad de Belgrano. Buenos Aires.

Entre las funcione a desarrollar por el psicólogo educacional se encuentran:
Psicodiagnóstico, pronóstico e implementación de estrategias.
Intervención psicoeducativa en las relaciones vinculares propias de la comunidad
educativa.
Planificación, implementación, articulación y evaluación interdisciplinaria en
proyectos de salud apuntando a la promoción de la salud y prevención de la
enfermedad.
Coordinación de grupos de reflexión con los integrantes del ámbito escolar en
las diferentes problemáticas del quehacer educativo.
Desarrollo de programas de capacitación.
Promoción y realización de tareas de investigación psicoeducativa.
Psicodiagnóstico e intervención (atención, contención, derivación y orientación)
de las situaciones vinculadas con el proceso de enseñanza-aprendizaje desde el
abordaje propio de la psicología educacional.
Participación en instancias de elaboración de diseños curriculares como
especialistas en la temática de los procesos psíquicos implicados en los hechos,
sucesos, y procesos educativos.
Intervenciones en la planificación, realización y evaluación de tareas de
orientación vocacional, profesional y ocupacional.
Realización de orientación educativa.
Programación, participación y evaluación en proyectos de educación a nivel
comunitario.
Diagnóstico, pronóstico e intervención en actividades y proyectos que propicien
la salud mental de los trabajadores de la educación.
Como parte de las tareas de perfeccionamiento, se enfatiza el rol de capacitador
en la formación de recursos humanos.
Facilitador de los procesos de organización educacional.
Varios, El psicólogo y la educación. Documento presentado en las Primeras
Jornadas del Psicólogo y la Educación, Mar del Plata, Argentina, 1995.

La psicología educacional se relaciona especialmente con: a) La pedagogía (o a
veces también llamada didáctica), porque esta última, entendida como la teoría
de la enseñanza, recibe el auxilio de la psicología educacional para conocer los
factores psicológicos que facilitan u obstaculizan el proceso de enseñanza –
aprendizaje. b) La antropología cultural, por cuanto cada cultura tiene sus
propias modalidades de enseñar y aprender y, en general, de educar. c) La
neurobiología, por cuanto el proceso de enseñar y aprender está determinado,
entre otras cosas, por modalidades de funcionamiento cerebral. d) La sociología,
porque la enseñanza y el aprendizaje suelen estar controlados o dirigidos por
ideologías (por ejemplo a través de un currículum).
Cazau P (2003), Vocabulario de Psicología. Redpsicología.

PSICOLOGIA EXISTENCIALISTA

El existencialismo es un movimiento en la filosofía y la psicología
contemporáneas que surgió en forma natural en diferentes partes de Europa y
entre distintas escuelas de pensamiento. Tiene sus raíces en los movimientos de
resistencia de la 2da. Guerra mundial y en las filosofías de Kierkegaard,
Heidegger y Sartre. El enfoque existencial se centra en el ser humano, en la
forma en que está surgiendo y transformándose.
Los existencialistas sugieren que no hay verdad o realidad para nosotros como
seres humanos excepto en la medida en que participamos en ella, somos concientes
de ella y tenemos alguna relación con esta realidad. El conocimiento no es un
hecho del pensamiento sino un acto del hacer. No necesariamente descartan las
‘esencias’ pero dicen que la existencia precede a la esencia.
El enfoque existencialista no es anticientífico: surge del deseo de ser más
empírico y no menos, pero exhorta a una mayor amplitud de la metodología
científica. Cree que un enfoque reduccionista es erróneo, y que, según Rollo
May, lo más simple puede ser explicado sólo en términos de lo más complejo.
Al estudiar la estructura de la existencia humana, la misma naturaleza del
sujeto moldea a la ciencia que lo investiga. Los existencialistas han dejado
claros los límites de la objetividad en el entendimiento y la necesidad de
ampliar la metodología.
El existencialismo comienza con la existencia personal, preguntándose ‘qué
significa ser un yo?’. Cuestiona el propósito y naturaleza de la existencia.
Considera a los individuos como seres con opciones libres que son responsables
de sus acciones. Cada uno de nosotros se labra su propio destino, y, de manera
literal, somos lo que hacemos. El existencialismo enfatiza la idea que una vida
valiosa es aquella que es auténtica, honesta y genuina.
Engler Barbara, Introducción a las teorías de la personalidad. México:
McGraw-Hill, pág. 378.

PSICOLOGIA FORENSE

La psicología forense “es aquella parte de la psicología que se desarrolla
dentro del ámbito jurídico específico y/o en sus órganos dependientes,
caracterizándose por poseer técnicas propias que la convierten en una ciencia
auxiliar en ese campo” (pág. 17).
“Como especialidad esencialmente práctica de la ciencia psicológica, muestra una
estructuración científica reciente, que adquiere relevancia a partir del año
1986, cuando es incluída en la resolución de imcumbencias del Ministerio de
Educación de la Nación (en Argentina), y a partir del año siguiente es
establecida como asignatura obligatoria cen la currícula de la Facultad de
Psicología de la Universidad de Buenos Aires, y en posteriores años es
establecida en varias universidades privadas” (pág. 7).
El psicólogo forense tiene un rol preponderante “al estudiar todas aquellas
conductas que tienen que ver con el delito o con las conductas antisociales”
donde resulta importante señalar sus factores psicológicos (pág. 9).
Varela Osvaldo, (1993) “Psicología forense”, Buenos Aires, Abeledo-Perrot.

PSICOLOGIA HUMANISTA

Maslow, considerado el padre espiritual de la psicología humanista, describió a
esta como una ‘tercera fuerza’ en la psicología estadounidense, y criticó a los
psicoanalistas y al conductismo radical por sus limitadas concepciones del
hombre al hacer énfasis en sus limitaciones, no en sus capacidades. Propuso la
psicología humanista como un complemento de esas otras corrientes para enfatizar
el aspecto positivo de la naturaleza humana, especialmente destacado en su
concepto de autorrealización.
Engler Barbara, Introducción a las teorías de la personalidad. México:
McGraw-Hill, pág. 351.

PSICOLOGÍA JURÍDICA

La configuración de la Psicología Jurídica se fundamenta como una especialidad
que desenvuelve un amplio y específico ámbito entre las relaciones del mundo del
Derecho y la Psicología tanto en su vertiente teórica, explicativa y de
investigación, como en la aplicación, evaluación y tratamiento.
Comprende el estudio, explicación, promoción, evaluación, prevención y en su
caso, asesoramiento y/o tratamiento de aquellos fenómenos psicológicos,
conductuales y relacionales que inciden en el comportamiento legal de las
personas, mediante la utilización de métodos propios de la Psicología Científica
y cubriendo por lo tanto distintos ámbitos y niveles de estudio e intervención:
Psicología Aplicada a los Tribunales, Psicología Penitenciaria, Psicología de la
Delincuencia, Psicología Judicial (testimonio, jurado), Psicología Policial y de
las Fuerzas Armadas, Victimología, Mediación.
http://www.cop.es/perfiles/contenido/juridica.htm

PSICOLOGIA SOCIAL

“La psicología social es una rama de las ciencias sociales que intenta explicar
cómo la sociedad influyó en la cognición, la motivación, el desarrollo y el
comportamiento de individuos y es influída por ellos”.
Cartwright D, Introduction to a History of Social Psychologie, en Hewstone M et
al, eds., “The Blackwell Reader in Social Psychologie”, Great Britain, Blackwell
Publishers, 1997.

“Lo que caracteriza a la Psicología Social es el concepto de relación,
interdependencia, interacción, influencia: modificación de la conducta y las
creencias de una persona debido a la presencia de otros”.
Seidmann S, Historia de la psicología social, Publicación interna de la Cátedra
de Psicología Social de la Carrera de Psicología de la Universidad de Belgrano,
Buenos Aires, Argentina, 2001.

La psicología social es el estudio de la conducta social, de las “estimulaciones
y reacciones que surgen entre los individuos y la parte social de su medio”.
Allport Floyd, “Social Psychology, 1924.

La psicología social “es el intento de comprender y explicar cómo los
pensamientos, sentimientos y comportamientos individuales sin influídos por la
presencia real o imaginaria de los otros”.
Allport Gordon, “The historical background of modern social psychology, 1968, en
Lindzey G, ed, “Handbook of Social Psychology”, Vol I, USA, Addison-Wesley.

“Tentativa científica de comprender y explicar de qué manera las ideas,
sentimientos y conductas de una persona son influídos por la presencia efectiva,
implícita o imaginaria de otras”.
Vander Zanden James, Manual de Psicología Social, Barcelona, Paidós, 1986, pág.
624.

Rama de la psicología que estudia cómo el entorno social influye directa o
indirectamente en la conducta y comportamiento de los individuos. Los psicólogos
sociales se interesan por el pensamiento, emociones, deseos y juicios de los
individuos, así como por su conducta externa. Los fenómenos psíquicos internos
pueden deducirse a partir de ciertas peculiaridades de la conducta y
comportamiento externos. La investigación ha demostrado que el individuo es
influido por los estímulos sociales al estar o no en presencia de otros y que,
en la práctica, todo lo que un individuo experimenta está condicionado en mayor
o menor grado por sus contactos sociales.
http://www.fortunecity.com/campus/lawns/380/psicosoc.htm

PSICOPATOLOGÍA

El objeto de la psicopatología es el acontecer psíquico conciente: no sólo el
vivenciar sino las condiciones y causas de las que depende, y sus mutuas
relaciones y sus consecuencias, pero sólo en el ámbito de lo patológico. La
psicología y la psicopatología aprenden una de la otra, pero la frontera entre
ambas no es nítida porque la enfermedad se puede entender de diversas maneras.
Psicopatología y psiquiatría.- La psiquiatría se ocupa del caso individual y
concreto, intentando curarlo, mientras la psicopatología es una ciencia y como
tal busca conocer, analizar y generalizar, tomando al hombre en sentido
genérico. Sirve de apoyo a la psiquiatría, pero no puede disolver totalmente al
hombre concreto en conceptos.
Psicopatología y psicología.- La psicología estudia la vida psíquica normal, y
sirve de referencia a la psicopatología como la anatomía lo hace con la anatomía
patológica. La misma psicopatología a veces tiene que construír una psicología,
una idea de normalidad.
Psicopatología y medicina somática.- Están unidas porque cuerpo y alma forman
una unidad indisoluble. Muchas veces aparece procesos corporales como causas más
lejanas de problemas psíquicos: hay una interrelación recíproca. No obstante no
hay que hablar de paralelismo entre lo somático y lo psíquico ni de una
subordinación de unos a otrso procesos. De las cadenas cuasales entre lo
psíquico y corporal conocemos sólo los eslabones terminales. En suma, al
investigar procesos psíquicos debemos pensar en causas corporales, y viceversa.
Psicopatología, metodología y filosofía.- La medicina somática tiene una
metodología firmemente establecida, y la psicopatología y la psicología también
deben tenerla, a pesar de las críticas de muchos que dicen que sólo son un
conjunto de saberes vulgares inconexos. La filosofía es valiosa para el
psicopatología en un sentido negativo: le muestra qué no tiene que hacer:
especular, discutir superfluamente y pensar con prejuicios. Pero también hay un
sentido positivo, porque la filosofía esclarece el sentido de su actitud humana
en la práctica y le da claridad en sus motivos para conocer.
Jaspers Karl, "Psicopatología General” (Introducción).

PSICOPEDAGOGIA LABORAL

"Entendemos por psicopedagogía laboral el estudio de las personas en situación
de aprendizaje laboral. Ello implica la comprensión del aprendizaje y sus
dificultades en las personas, grupos, organizaciones e instituciones. Nuestro
interés no radica entonces en el aprendizaje de conocimientos técnicos, sino en
el aprendizaje del trabajo en sí, y las dificultades que pueden surgir en
relación a la tarea, en relación con los otros trabajadores, en la cultura
organizacional, en la identidad laboral y en el aprendizaje de roles".
D'Anna S. y Hernández L., "Introducción a la psicopedagogía laboral. Círculos de
aprendizaje", Editorial Aprendizaje Hoy, Buenos Aires, 1998, pp. 17-18.

PSICOPROFILAXIS

Para algunos es sinónimo de higiene mental, entendida como conjunto de recursos
puestos al servicio de la prevención, el diagnóstico precoz y la rehabilitación
de los enfermos mentales. Sin embargo, cabe definirla en sentido más amplio como
“toda actividad que desde un nivel de análisis psicológico y mediante el empleo
de recursos y técnicas psicológicas, tienda a promover el desarrollo de las
posibilidades del ser humano, su madurez como individuo y, en definitiva, su
felicidad”.
Bohoslavsky R, “Orientación vocacional”, Buenos Aires, Nueva Visión, 2001, 21
edición, pág. 24.

PSICOSOMATICO

Aunque hay diversas acepciones sobre este término, algunas concepciones tienen
algo en común, y entre ellas, “la más destacada es la idea de que cuando un
elementro traumático produce un grado de desorganización que sobrepasa la
capacidad efectora del aparato psíquico para dominarla y/o resolverla, es en el
nivel somático donde se produce la respuesta”.
Salvarezza Leopoldo (comp) (1998) “La vejez: una mirada gerontológica actual”,
Paidós, Buenos Aires, pág. 244.

PSICOTERAPIA

"Término genérico para cualquier tipo de tratamiento basado principalmente en la
comunicación verbal o no verbal con el paciente, específicamente distinto de los
tratamientos electrofísicos, farmacológicos o quirúrgicos".
Asociación Psiquiátrica Americana, 1969.

"Psicoterapia describe cualquier aplicación intencionada de técnicas
psicológicas por parte de un profesional clínico con el fin de llevar a cabo los
cambios de personalidad o conducta deseados.
Korchin S., "Modern clinical psychology", Nueva York, Basic Books, 1976.

La psicoterapia "es el tratamiento de dificultades emocionales y de personalidad
con medios psicológicos".
Harré y Lamb, "Diccionario enciclopédico de Psicología", 1983.

"La psicoterapia es un método científicamente fundamentado de tratamiento de un
paciente, una pareja, una familia o un grupo, y destinado a detectar conflictos
inconcientes o experiencias fallidas y problemas, con el fin de ayudar al o los
pacientes a alcanzar un conocimiento profundo de su estado y mejorar su relación
con la realidad".
Battegay y otros, "Diccionario de Psiquiatría", 1984.

"La psicoterapia es un conjunto de procedimientos destinados a aliviar cierto
tipo de padecimientos de los seres humanos, específicamente, aquellas formas de
sufrimiento consideradas como carentes de sentido o posibles de ser evitadas por
la persona que padece, o las que derivan de la necesidad de llevar adelante la
vida de otro modo. Por lo tanto, un tratamiento psicológico está destinado a
producir cambios que ayuden a las personas a vivir de manera más plena".
Fernández Alvarez H y otros, "Psicoterapia integrativa de base
cognitivo-constructivista", incluído en "Psicoterapias en Argentina", Buenos
Aires, Holos, 1994, pág. 261.

En esta misma línea, psicoterapia puede definirse como "un conjunto de técnicas
destinadas a promover siuaciones de cambio personal en individuos que padecen,
cuando dicho padecimiento no se sostiene en alguna forma de valoración que lo
justifique".
Fernández Alvarez H.y otros, "Desarrollos en psicoterapia", Buenos Aires,
Editorial de Belgrano,1997, pág. 29.

"Se entenderá por psicoterapia todo tratamiento de naturaleza psicológica que, a
partir de manifestaciones psíquicas o físicas de sufrimiento humano, promueve el
logro de cambios o modificaciones en el comportamiento, la adaptación al
entorno, la salud física, y psíquica, la integridad de la identidad psicológica
y el bienestar bio-psico-social de las personas y grupos tales como la pareja o
la familia. Comprende las actuaciones en todos los niveles de edad de las
personas, desde los niños y niñas más pequeños hasta las personas de edad más
avanzada. El término psicoterapia no presupone una orientación o enfoque
científico definido, siendo considerado denominativo de un amplio dominio
científico-profesional especializado, que se especifica en diversas y peculiares
orientaciones teóricas, prácticas y aplicadas".
FEAP, Federación Española de Asociaciones de Psicoterapeutas, 1992.

PSICOTERAPIA COGNITIVA

"La terapia cognitiva busca alterar las construcciones que hace un paciente
sobre sus experiencias. Implica al paciente en un proceso mediante el cual se
plantea la influencia que tienen los sistemas cognitivos, emocionales,
linguísticos y conductuales, de organización de la experiencia en su visión de
las cosas, y se buscan formas alternativas, válidas y viables de conocer el
mundo, y de aportar nuevos significados, transformando todos los sistemas de
funcionamiento personal".
Caro Isabel, "Las psicoterapias cognitivas: modelos básicos", incluído en Caro I
(comp), "Manual de psicoterapias cognitivas", Barcelona, Paidós, 1999.

Según Beck, los efectos de la terapia cognitiva son el resultado de ciertas
estrategias diseñadas para identificar, comprobar en la realidad y corregir las
conceptualizaciones distorsionadas y los esquemas disfuncionales subyacentes.
Robins A y Hayes A., “Una valoración de la terapia cognitiva”, incluído en
Mahoney M (ed), “Psicoterapias cognitivistas y constructivistas”, Desclée de
Brower, Bilbao, 1997, pág. 69.

“La terapia cognitiva es un sistema de psicoterapia que intenta reducir las
reacciones emocionales excesivas y las conductas contraproducentes, mediante la
modificación del pensamiento erróneo o defectuoso y las creencias
desadaptativas, que subyacen a estas reacciones”.
Beck A. y otros, “Terapia cognitiva de las drogodependencias”, Paidós,
Barcelona, 1999, pág. 51.

PSICOTERAPIA CONDUCTISTA

La terapia conductista no es simplemente, como se la veía antes, una moderna
teoría del aprendizaje. Es algo más amplio, ya que abarca un enfoque
experimental de la conducta humana en función de ciertos principios conductistas
que influyen en el cambio de conducta en un contexto clínico. En este terreno,
el terapeuta conductista siempre operacionaliza variables, aún las que son más
abstractas como 'ansiedad' o 'depresión', operacionalización que se hace en
función de conductas observables y medibles.
No debe confundirse terapia conducta con modificación de conductas, ya que por
ejemplo también el electroshock modifica la conducta. Tampoco debemos
confundirla con mecanicismo o frialdad, pues propone una interacción cálida y
genuina entre terapeuta y paciente. Tampoco la terapia conductista es
superficial, ya que utiliza términos teóricos en la medida en que están
vinculados con la conducta observable. Además, no tiene en cuenta solamente lo
actual, sino también la historia pasada del paciente.
Desde este enfoque, la personalidad es entendida como una variable
interviniente, definida como la probabilidad 'x' de que cierto sujeto tenga
ciertas tendencias conductales en la diversas situaciones de su vida. El cambio
de conducta que propone el conductismo tiene en cuenta el conocimiento del
paciente acerca de lo que le sucede (factor cognitivo).
La terapia conductista es abierta: no se cirscunscribe a sus técnicas en forma
rígida sino que busca el aporte interdisciplinario. Esta apertura de los
conductistas se advierte también en que han adoptado una orientación diversa
respecto de los métodos de evaluación: la evaluación es previa al tratamiento y
consiste en identificar la conducta-problema hacia la cual se orientará el
tratamiento. Para identificar tal conducta, la evaluación se centra en diversos
tipos de variables: los estímulos antecedentes, las variables organísmicas, la
conducta desadaptada manifiesta y los cambios consecuentes de la situación
ambiental (en suma: estímulo, organismo, respuesta y ambiente). Además de todo
ello, se deberán establecer prioridades con respecto a cuáles conductas deberán
modificarse en primer término.
Existen distintos procedimientos de evaluación. En la entrevista, por ejemplo,
el entrevistador debe ser sensible a las señales del paciente y puede emplear
técnicas de otras escuelas como el reflejo de los sentimientos, la
clarificación, el resumen de lo expuesto, el uso de transiciones y las preguntas
abiertas. Por ejemplo, el resumen de lo expuesto significa resumir al paciente
qué conductas deberán concretamente modificarse, confrontando esto con la propia
opinión del paciente.
Al mismo tiempo, el terapeuta irá observando la conducta del paciente. A
diferencia de otras escuelas, el entrevistador conductista se centra en puntos
específicos y busca información sistemática sobre antecedentes situacionales,
variables organísmicas, dimensiones de la conducta conflictiva y sus
consecuencias. Otros métodos de evaluación son la observación de situaciones de
la vida real y de situaciones simuladas, así como también los cuestionarios por
escrito y la autoobservación. Aunque los terapeutas conductistas atribuyen gran
importancia a las técnicas específicas, la relación médico-paciente sigue siendo
muy importante a los efectos de lograr un cambio de conducta. Esta interacción
clínica de por sí sola suele darnos la oportunidad de mostrar ciertos aspectos
de la conducta conflictiva. La influencia personal del terapeuta no solamente
permite asegurar la colaboración activa del cliente durante las sesiones de
consulta, sino también estimularlo para que intente nuevas conductas
alternativas en la vida real. La relación terapéutica sirve asimismo para crear
expectativas favorables de cambio y aumentar la receptividad al enfoque
conductista por parte del paciente.
Los problemas más frecuentes que pueden resolverse mediante la terapia
conductista son depresión, ansiedad, falta de asertividad (poca firmeza, dudas),
autoconcepto negativo, crisis de identidad, etc. El clínico conductista deberá
identificar bien el problema, lo cual implica a su vez identificar las variables
de control, que son las que manipulará el clínico para modificar la conducta.
Por último, respecto de la ética de modificar conductas, la terapia conductista
no es la única que tiene este tipo de problemas. Todo intento por cambiar la
conducta de otro ser humano está siempre teñido de problemas morales. Aunque se
han cometido locuras en nombre de la terapia conductista, puede decirse que es
la que con más conciencia y objetividad fue en busca de nuevos conocimientos,
conservando muy pocos mitos y revisando críticamente sus propias conclusiones.
Las teorías y técnicas conductistas no implican desvalorizar al ser humano. Los
beneficios ya obtenidos justifican el optimismo, por cuanto muestran que la
terapia conductista contribuye efectivamente al desarrollo de la persona.
Goldfried M y Davison G, (1981) Técnicas terapéuticas conductistas. Buenos
Aires: Paidós.

PSICOTERAPIA EXISTENCIALISTA

“El enfoque existencial de la psicoterapia sostiene que el objetivo central de
la terapia el ayudar a promover el entendimiento del yo y el propio modo de ser
en el mundo. Los constructos psicológicos para entender a los seres humanos son
colocados, por consiguiente, en una base ontológica y toman su significado de la
situación presente. Impulsos, dinamismos o patrones de conducta son entendidos
sólo en el contexto de la estructura de la existencia de la persona individual…
La tarea central del terapeuta es buscar entender el modo de ser y de no ser en
el mundo del paciente”.
Engler Barbara, Introducción a las teorías de la personalidad. México:
McGraw-Hill, pág. 393.

PSICOTERAPIA GUESTALTICA

"La terapia guestáltica tiene como objetivo primordial el crecimiento de la
persona y hacer que logre desarrollar sus propias potencialidades.
El trabajo que realizamos en terapia guestáltica trasciende los límites del
consultorio o de los diferentes lugares donde se realice, va más allá, es una
filosofía de vida que se aprende y se aplica en la vida cotidiana,
permitiéndonos vivir de un modo más sensible, directo y verdadero.
Dentro del proceso terapéutico no sólo se apunta a lo que dice o piensa el
paciente, sino que se tiene en cuenta también lo que éste hace en sesión. Las
mayoría de las veces el verdadero "mensaje" se descubre por medio de las
acciones (gestos, movimientos, miradas, posturas, etc.).
La terapia guestáltica es efectiva y está directamente recomendada en aquellos
casos en que alguien sienta que tiene dificultades para permanecer en el
presente, y para aquellos que, sabiendo que disponen de un bagaje interno
importante para valerse por sí mísmos, viven apoyándose en los demás.
Fritz Perls, el creador de esta psicoterapia, ha dicho que "aprender no es más
que descubrir que algo es posible", y en la medida que en terapia aprendemos a
integrar nuestros sentimientos, pensamientos y acciones, lograremos descubrir
que es posible vivir en el presente, despojamos de los modos en que bloqueamos
nuestro fluir natural, y darnos cuenta de cuáles son nuestros propios soportes.
En la medida en que vamos dejando de apoyarnos en los demás y conseguimos
apoyarnos en nosotros mismos, vamos de este modo contribuyendo a que nuestro
proceso de maduración se cumpla".
Dayán Alberto, "Arriesgarse, en el sentido supremo", incluído en "Psicoterapias
en Argentina", Buenos Aires, Holos, 1994, pág. 195.

Los "tres principios de la terapia gestalt son: 1) Valoración de la actualidad:
lo temporal, lo espacial, y lo material. El aquí y ahora es la condición
situacional de la terapia; se intenta evitar todo lo que no está o no se
desarrolla en el presente; significa maduración y crecimiento. Se pretende que
el sujeto no se refugie en el pasado. 2) Valoración de la conciencia y
aceptación de la experiencia, trascendiendo los discursos intelectuales y las
interpretaciones. 3) Valoración de la responsabilidad o integridad. Cada uno es
responsable de su conducta, bien sea ésta el deprimirse, enloquecer o incluso
suicidarse".
Feixas G. y Miró MT, "Aproximaciones a la psicoterapia", Barcelona, Paidós,
1998, página 151.

PSIQUE

Según Jung, es la totalidad de la estructura psicológica del ser humano: es la
unidad básica de estudio de Jung, un área o espacio donde tienen lugar los
“fenómenos psíquicos” y donde circula energía psíquica o libido. La circulación
de energía por la psique engendrará “procesos psíquicos”. La psique es una
realidad por derecho propio y capaz de operar según sus propios principios (pág.
80).
La psique tiene tres estratos: conciencia, inconciente personal e inconciente
colectivo. La conciencia contiene las actitudes con que el individuo hace frente
al entorno inmediato, y se encuentra allí la orientación básica de su papel en
la sociedad y el punto de partida de su racionalidad. El inconciente personal
abarca los contenidos psíquicos reprimidos por la conciencia, más aquellos
impulsos y deseos aún no ingresados a la conciencia. Incluye fantasías
personales, experiencias olvidadas o reprimidas, etc. El inconciente colectivo
es el estrato más grande y profundo de la psique, siendo sus contenidos de
carácter arquetípico, los que pueden aflorar y manfiestarse en los estratos más
superficiales de la psique (pág. 90-93).
Progoff Ira, “La psicología de Jung y su significación social”, Buenos Aires,
Paidós, 1967.

Para Jung, “la psique se refiere a todos los procesos psicológicos:
pensamientos, sentimientos, sensaciones, deseos, etc. Jung usó los términos
psique y psíquico en vez de mente y mental para evitar las implicaciones de la
conciencia en estos últimos y para enfatizar que la psique abarca tanto procesos
concientes como inconcientes”.
Mientras Freud describía la estructura de la personalidad en términos de tres
fuerzas que están en conflicto (ello, yo y superyo), Jung la concibió como un
red compleja de sistemas interactuantes que luchan hacia la armonía final,
siendo los sistemas primarios el yo, el inconciente personal con sus complejos y
el inconciente colectivo con sus arquetipos. También Jung describió dos
actitudes primarias hacia la realidad y cuatro funciones básicas, las que juntas
relacionadas forman la psique, o personalidad total.
Engler Barbara, Introducción a las teorías de la personalidad. México:
McGraw-Hill, pág. 76.

0 Comments:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...