Nietzsche y Freud Hemeneutica e Interpretacion

Nietzsche y Freud: Hemenéutica e interpretación
Liliam M. Pereira Pajon


Nietzsche soñó con un hombre que no
huyera más de un destino trágico, sino que lo
amara y lo encarnara plenamente, que no
se mintiera más a sí mismo y se elevara por
encima del servilismo social"

Georges Bataille(1)




Empiezo precisamente con el título. Nietzsche la interpretación y la Hermenéutica. Ya de por sí, allí hay toda una formulación. Considero importante ampliar el concepto de hermenéutica como método de investigación en ética, de precisar además, que es para este autor el asunto de la interpretación y la relación que se puede establecer entre ésta y la hermenéutica. Retomo algunos de sus textos haciendo énfasis en Genealogía de la Moral y Fragmentos póstumos.

Hermenéutica es según el diccionario Larousse: "el arte de interpretar textos para fijar o establecer su verdadero sentido, especialmente los textos sagrados, las escrituras".

La hermenéutica niezscheana según Foucault (2), es una hermenéutica que se envuelve en ella misma, entra en el dominio de los lenguajes que no cesan de implicarse a sí mismos, en una región medianera entre la locura y el puro lenguaje.

Encuentro en estas significaciones palabras claves que se hace necesario ampliar para comprender lo hermenéutico e interpretativo del autor: arte, interpretación, textos, sentidos, lenguajes.

Arte : "Es la disposición para hacer algo, acto o facultad humana para expresar algo a través de la materia, la imagen y el sonido. Conjunto de reglas que deben adoptarse para "hacer bien" una cosa; remite también a cautela, maña, astucia."

Para Nietzsche arte es, la afirmación y la aprobación del proceso en la realización de un acto que no depende del resultado e implica normas; para él la música no es un grito, ni el baile es un ataque compulsivo, tiene normas y acatamiento de esas normas. El arte potencia la vida, es gran seductor que estimula, invita e incita a vivir.

Aparece como mentira, como huida de y hacia la verdad, metáfora esencialmente afirmador de la vida, como devenir, como proceso que genera producciones: la metafísica, la religión, la moral, la ciencia.

Interpretar : evoca la ejecución de una pieza musical o de una escena teatral. Desde el significado, "es explicar el sentido de una cosa, texto o gesto, es traducir de una lengua a otra, sacar deducciones de un hecho o acción, atribuir a una acción una intención, fin o causa".

Remite también al estudio minucioso de un hecho, texto, suceso o acontecimiento para su esclarecimiento.

¿ Pero qué es la interpretación para Nietzsche?

¿ Quién interpreta?

Para Nietzsche la interpretación es la necesidad de expresión del alma; las palabras son interpretaciones que a lo largo de la historia interpretan, antes de ser signos, y no son otra cosa que interpretaciones esenciales. Según él, las palabras han sido inventadas siempre por las clases superiores; ellas no indican un significado: imponen una interpretación, la interpretación por el "quién", quien ha planteado la interpretación. Para comprender este asunto, recurro a su concepto fundamental: La voluntad de poder.

¿ Qué es la voluntad de poder?

Es fuerza de atracción y repulsión, pluralidad de sensaciones, resistencia, apremio, presión, movimiento. Las sensaciones al igual que el intelecto y la voluntad están determinadas por las valoraciones que surgen de lo que se cree condiciones de existencia. Vivir implica valorar.

La voluntad de poder es mandato, necesidad de hacer algo, "Un hombre que quiere". Es impulso que en el hombre, el más fundamental es la libertad, es proceso, devenir, afecto. El hombre es pues, pluralidad de voluntades de poder, cada uno con una pluralidad de medios de expresión y de formas, estas se manifiestan frente a resistencias que incorpora o divide presentándose como consecuencias, dualidades de fundamental oposición valorativa, con el correspondiente intento de inversión de todos los valores.

La oposición se presenta entre:

Voluntad de poder, correspondiente a la vida en ascenso; voluntad de poder de la vida en declive. Dos modos de vida: fortaleza Vs. debilidad, enfermedad; voluntad apolínea Vs. voluntad dionisíaca, desde donde se mira al mundo como falso, cruel, contradictorio, seductor, carente de sentido, infinito y en continuo devenir.

Ambas voluntades coexisten, cada una de ellas emerge de la otra.

Lo esotérico - exotérico: Lo más íntimo y lo más externo.

Del lado de lo verdadero ubicaremos lo monstruoso, incierto, horrendo, lo carente de sentido, inacabamiento esencial de la interpretación en tanto no hay nada que interpretar, no hay nada absolutamente primario, pues en el fondo, todo es ya interpretación; cada signo es en si mismo no la cosa que se ofrece a la interpretación, sino interpretación de otros signos, la Nada.

Esta última como ausencia de sentido, voluntad carente de una meta. Todo tiende a conservarse pero no como fin último, sino como medio indispensable para la potenciación, como lo mínimo que ha de asegurarse para el crecer y prosperar incesantemente.

Del lado de lo falso y mentiroso surge el arte que interpreta, subordinado a la norma, al concepto, a la cultura, como plenitud de poder, mesura, autoafirmación. El arte con su voluntad de apariencia, de engaño, de devenir, de cambios de verdad, de realidad de ser.

El sujeto de tal actividad interpretativa es la vida, y ésta es voluntad de poder, que es propio de poder; que es todo lo que es, lo vivo en el ser, es voluntad de nada en tanto que carece de una finalidad; "Es voluntad de voluntades".

La voluntad de poder como conocimiento, como voluntad de verdad genera a través de su gran artificio, la formación de conceptos de la razón: Los valores.

Entonces vivir significa valorar, y valorar es interpretar.

Lo viviente--- el ser---- alma: Aliento, existencia

Alma : expresión para los fenómenos de la conciencia.

Expresión ------- Interpretación como causa.

La interpretación como medio, como proceso para enseñorearse de algo. El proceso orgánico supone un continuo interpretar :

SER ------------ VIVIR ------------ VIDA

Texto: "Conjunto de palabras que conforman un escrito", son los llamados objetos de la interpretación hermenéutica, las manifestaciones objetivadas de las intenciones y de las significaciones de los sujetos autores o actores de textos, son el inicio y punto de partida para la comprensión del sentido y significación del acontecer humano como objeto de estudio.

El texto estructurado por el lenguaje, no siempre expresa exactamente lo que dice, no dice todo lo que quiere decir, es más no puede hacerlo; Además se puede desbordar de su forma verbal, hay muchas otras cosas que hablan y que no son lenguaje, aunque siguen siendo texto, que poseen un guión tales como: Las mascaras, los ornamentos, que hablan pero de manera no verbal.

Sentido: "Facultad para apreciar, entender o juzgar. Capacidad para sentir preocupación por las cosas o para actuar". Razón de ser, finalidad, significación, manera como se ha de entender algo, significado, cada una de las acepciones de las palabras o las frases, dirección o rumbo que toman o pueden tomar las cosas, los hechos o las palabras.

La comprensión de un texto, de una realidad, de un problema o de cualquier asunto es la captación interpretativa del sentido o conexión del sentido.

Con esta ampliación del concepto de hermenéutica, entiendo cómo es un método válido para la investigación en las ciencias sociales y en ética, en tanto que ésta se ocupa de la reflexión sobre las norma que una comunidad o un individuo tiene para guiarse en su existencia, como modo de ser, como una forma de enfrentar la existencia.

¿Qué condiciones se dan en Nietzsche para considerarlo como un investigador de corte hermenéutico?

Nietzsche en su investigación se pregunta por el significado, el sentido y los motivos de las acciones humanas. Se pregunta por el origen de la moral, busca las causas de ésta como: Confluencia, como juego de tendencias, como juego de fuerzas, sin ser causalista ni partir de prejuicios.

Es así, por ejemplo, como nos explica que la fuerza del cristianismo procede del sentido que se le ha atribuido al sufrimiento, por qué el hombre es capaz de soportar el dolor y el sufrimiento desde que le pueda dar un sentido.

La hermenéutica es búsqueda de sentido, de significación sobre lo que sucede o ha sucedido con los hombres. Es buscar e indagar de manera activa las fuerzas que mueven a los seres humanos como eso y no simplemente como cuerpos. Buscar en su materia significativa, sus ideas, sentimientos y motivos internos.

De esto da buena cuenta otro gran pensador de la época, el psicoanalista Sigmund Freud cuando afirma: "El ser humano no es un ser de la necesidad, es un ser de deseo"(3)

Freud interpreta y para ello no tiene otra cosa que el lenguaje de sus pacientes en tanto es a través de él, que le ofrecen sus síntomas, descubre que sus fantasmas, que son en sí mismos interpretaciones.

Este otro gran investigador hermenéutico procede de la misma manera inductiva que Nietzsche en tanto inicia sus investigaciones con interrogantes amplios, vagos y abiertos, prefiere desarrollar conceptos y comprensiones partiendo de las pautas, de los hechos, de los aconteceres de la realidad, dejando de lado al menos temporalmente, hipótesis o tesis. Hace sus estudios en el contexto, en las situaciones en que se dan o se dieron. Son investigadores históricos que siempre van a tener en cuenta del marco espacio temporal e histórico, de lo que investigan.

Consideran las diferentes perspectivas como valiosas e importantes. No buscan "la verdad" sino una comprensión detallada de las cosas y de los hechos. Para ellos, todos los escenarios y personas son dignas de estudio e investigación.

La interpretación, como núcleo central del método hermenéutico, es un proceso dinámico y actúa como un intermediario entre los significados o predisposiciones a actuar de ciertos modos y a las acciones mismas.

¿Realmente procede Nietzsche de esta forma?

¿Cómo procede en su libro La genealogía de la moral?

Hablar de Nietzsche es hablar de una personalidad excepcional, determinada por lo político, lo social y lo económico de su época, por sus vivencias éticas y religiosas que influyeron de forma considerable en su existencia. Su posición fue siempre polemizar la filosofía occidental, polemizar la metafísica occidental.

Pensaba que su filosofía era un platonismo al revés, y esa fue su gran intuición: cuestionar y subvertir el mundo clásico occidental.

Sus críticas a un autor o sobre un asunto lo llevan siempre aun más allá, como queriendo colocar todo al revés, y a partir de allí formular preguntas que causan su intento por traducir y explicar la existencia humana.

Es así, como en Genealogía de la moral, nos muestra, con la creatividad del artífice, su indagación sobre el origen del bien y del mal en el hombre, en la cultura.

Inicia sus pesquisas con la crítica a los psicólogos ingleses, se desplaza a las castas: la sacerdotal y la guerrera, analiza históricamente su devenir, revela, de forma descarnada, lo oculto y sospechoso de éstas. Se concentra luego en la casta sacerdotal por excelencia, los judíos, "el pueblo rebaño", el de "los resentidos"; interpreta de este modo una realidad asumida desde: la etimología, los relatos históricos y los textos bíblicos.

Este filólogo nos lleva a partir del estudio de las culturas: celtas, germanas, griegas, latinas a interpretar la evolución de los conceptos "bueno", "malo", "malvado", tratando de encontrar la clave del origen de la moral en el hombre. Esto hace de Nietzsche un hermenéuta que retoma y asume lo real pero trasciende a lo simbólico, al lenguaje y a sus múltiples significaciones generando conocimientos acerca del sentir, del pensar y del desear humano en metáforas y analogías que rompen, cortan la comodidad de lo racional, lo fijo, lo predecible, lo controlable de la ciencia.

Desenmascara la paradoja del "odiar - amando" de los cristianos, lo mortífero de las "buenas intenciones", la necesidad de culpar al otro para poderlo conducir, adoctrinar, dominar.

Retomando a Freud en 1916 ".......por muy paradójico que parezca, he de afirmar, que el sentimiento de culpabilidad existía antes del delito y no procedía de él, siendo por el contrario el delito, el que procedía del sentimiento de culpabilidad "(4) Aquí coincide con Nietzsche en la interpretación que hacen del "resentido", del "humillado"; del uso que la cultura da a la culpa como mecanismo para obtener la obediencia del otro.

En el prologo de La genealogía, Nietzsche define que: " El método genealógico nos conducirá a la historia de los valores, que pondrá en entredicho todo lo que se le ha dado por tradición y por educación, todo lo que hasta ahora es."(5)

Plantea así toda una metodología de tipo hermenéutico, basado en preguntas profundas que nos muestra a un investigador con la férrea voluntad de querer saber del filósofo, preguntas éticas en torno a lo privado, a lo particular, a lo íntimo:

¿Qué origen tiene nuestro bien, nuestro mal?

¿En qué condiciones se inventó el hombre esos juicios de valor que son "bueno y malvado"?

Dichas preguntas lo interrogan a él, al otro, a la historia, a las creencias, a la ideología. La lectura de los textos de Nietzsche genera un efecto de "liberación ", de apertura, de crisis y de reacomodación de las estructuras mentales, al presentar nuevas opciones, rompe esquemas, denunciándole al sujeto atavismos que le impiden la creación de nuevas perspectivas.

Lo emancipatorio podría nombrarse como una de las intenciones de la investigación de corte hermenéutico; su búsqueda es la autocomprención humana a través de la comprensión comunicativa.

El contenido significativo del lenguaje Nietzscheano, deja las puertas abiertas al interlocutor, no fija, no estanca ni establece puntos definitivos, en él todo parece viviente, dinámico, que admite diversas interpretaciones a la fantasía del lector, rasgo esencial de su obra.

Todo esto hace de Nietzsche un representante elocuente del método hermenéutico en tanto logra explicar que la causa del mal es el resentimiento y espíritu de venganza de los débiles y sometidos que proponen la revolución contra los fuertes y poderosos, articula que la salvación sería la transmutación de los valores y la meta, el superhombre.

Citas de pie de página y bibliografía:

  1. NIETZSCHE, Friedrich. Fragmentos póstumos, Santafé de Bogotá. Norma S.A. 1992. P. 78
  2. FOUCAULT, Michel. Nietzsche 125 años. Santafé de Bogotá. Temis.1977.
  3. FREUD, Sigmund. Lecciones introductorias al Psicoanalisis.1250. En : Obras completas.Madrid. Biblioteca Nueva, 1981
  4. ------------------------. Varios tipos de carácter descubiertos en la labor analítica 2427. En : Obras completas. Madrid. Biblioteca Nueva, 1981.
  5. NIETZSCHE, Friedrich. Genealogía de la moral. España, Ibérica Grafic. 1994.


Revista de Psicoanálisis y Cultura
Número 9 - Julio 1999

0 Comments:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...